Prevención del cáncer de piel | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Prevención del cáncer de piel

Descarga el fichero

Hablamos con los doctores Luis Gutierrez Serantes y Miguel Sánchez Viera, dermatólogo y director del Instituto de Dermatología Integral de Madrid.

Ya hablamos en su día del melanoma, pero no todo cáncer de piel es un melanoma. De hecho melanoma es tan solo un 5% de los casos y el 95% son carcinoma basocelular y carcinoma espinocelular (95% restante). El primero es el que reviste mayor gravedad, y pese a su escasa proliferación, es responsable del 90% de las muertes por cáncer de piel.

3.200 CASOS AL AÑO

La mitad de los tumores que se descubren en el mundo son de cáncer cutáneo. En España se diagnostican 3.200 casos anuales, una cifra que aumenta un 10% cada año. Una de las características que vuelven al cáncer de piel más esquivo es que no se percibe hasta pasados 20 años de la exposición desmesurada a la luz solar, cuya radiación ultravioleta o UV constituye el mayor factor de riesgo.

El 80% del daño solar se produce antes de los 18 años por lo que la educación y protección de la infancia resultan indispensables para evitar casos en el futro. El perfil del paciente con cáncer de piel con alto riesgo: mayor, piel clara, sobreexposición solar, manchas y que no se vigilan la piel. Lo del melanoma y los lunares lo tenemos más o menos claro pero ¿En qué debemos fijarnos en los otros tipos de cáncer de piel?

MEDIDAS PREVENTIVAS

La principal medida preventiva es la protección frente a la radiación solar y las fuentes artificiales de rayos UVA, fundamentalmente las cabinas bronceadoras de rayos UVA.

No hay que exponerse al sol sin fotoprotección, como mínimo con un SPF de al menos de 30, aunque es más efectivo el de 50. Esto incluye cuando estemos en playas y piscinas, salgamos de excursión, hagamos deporte al aire libre o pasemos una mañana arreglando el jardín, por ejemplo.

Evitar el sol en las horas centrales del día, de 12:00 a 17:00 horas. Si no es posible, hacerlo siempre con fotoprotectores (renovándolo cada 2 horas), utilizando gorras, sombreros y ropa que nos proteja del sol y estando la mayor parte del tiempo en la sombra.

No exponer al sol a niños menores de tres años, ya que tienen la piel muy sensible y delicada y su sistema defensivo está en proceso de formación.

No utilizar cabinas de bronceado de rayos UVA.

Más sobre: cancerSuscrbeteSuscríbete