Impresoras 3D y máquinas de coser de particulares se afanan en fabricar materiales para los sanitarios madrileños

Impresoras 3D y máquinas de coser de particulares se afanan en fabricar materiales para los sanitarios madrileños

Ante la falta de material sanitario, la respuesta de los madrileños está siendo abrumadora. Impresoras 3D y máquinas de coser de particulares se han puesto a trabajar. También la Universidad Complutense ha abierto sus laboratorios y sus ingenieros diseñan y producen piezas. Toda la sociedad se moviliza contra el coronavirus.

Viseras de protección individual frente al coronavirus |EFE

Mientras muchas mujeres se estás dedicando a coser material, miles de impresoras en 3D, de universidades, empresas y particulares, se han puesto a fabricar viseras de protección para entregarlas en hospitales, centros de salud y equipos de emergencia.

Rendirse no es una opción, este es el lema que aparece en las mascarillas que en cientos de casas se están cosiendo. La iniciativa partió de un instituto de Formación Profesional, y calculan llegar a producir 500.000 mascarillas.

Rendirse no es una opción frente al coronavirus, una iniciativa popular para dotar de material a los sanitarios madrileños |Telemadrid

En Colmenar Viejo, por ejemplo, han movilizado a los propietarios de impresoras 3-D. Y en la construcción de máscaras y en la impresión 3-D se han centrado también en la Universidad Complutense. Además se investiga, se ceden planos y se construyen mil mascarillas cada dos días, como explica José Luis Corral.

Mientras, diez laboratorios y 200 profesionales de la universidad madrileña realizan análisis de Covid19. Además un médico del hospital Monteprincipe está convirtiendo máscaras de buceo en equipos para los respiradores, la empresa Decathlon ya las retirado de la venta para convertirlas en material sanitario.