Joao Félix, Álvaro Morata y Diego Costa, el tridente olvidado

Diego Costa, Joao Félix y Álvaro Morata
Diego Costa, Joao Félix y Álvaro Morata |Archivo

Una combinación recurrente hace un año en los entrenamientos de la pretemporada en Los Ángeles de San Rafael, ya fuera adaptada a un sistema u otro, la tripleta ofensiva Joao Félix-Álvaro Morata-Diego Costa hoy es pasado, apenas empleada en tres ocasiones en esta temporada por Diego Simeone y actualmente ajena a la realidad de cada once, sin los tres juntos en el terreno de juego ni siquiera un minuto desde octubre.

El fenómeno que promovió la llegada del atacante portugués, con sus 20 goles en 43 choques con el Benfica, y la readaptación a la banda derecha (o a la media punta con un novedoso, puntual y fugaz 4-3-1-2) que intentó el técnico argentino cuando armaba a su equipo para el inicio de la competición y cuando la Liga atravesó sus primeros tramos, más la disponibilidad de dos delanteros como Costa y Morata inducían a tal alineación ofensiva.

Joao Felix |EFE

Era una constante en los entrenamientos de pretemporada, desde el primer instante que comenzó Simeone con las pruebas y la armadura táctica de su equipo. Nada más en momentos puntuales alguna de las tres piezas -jamás las tres y nunca más de una- figuraba en aquella preparación veraniega en el teórico equipo suplente.

Casi siempre, componían tres de las once demarcaciones del entonces once tipo, incluso con la variación de los sistemas (4-3-3, 4-4-2, 4-3-1-2...) para ver de qué forma enlazar mejor a los tres atacantes. Los unió en la primera prueba veraniega contra el Numancia en El Burgo de Osma, aunque sólo 28 minutos hasta que una contusión apartó del duelo a Joao Félix.

Y lo hizo de nuevo en la siguiente que tuvo a los tres aptos: el sonoro triunfo por 3-7 ante el Real Madrid, aunque entonces también una lesión, de Morata en el minuto 13, alteró los planes de conjunción del técnico, siempre con Morata y Costa arriba y con Joao Félix escorado en una banda.

Álvaro Morata

"Sigo insistiendo, Joao Félix es segundo delantero, vino de segundo delantero, pero las mejores jugadas de él aparecen cuando parte desde la derecha. Eso me gusta porque nos da variantes. Claro que puede jugar a la derecha. Sí puede jugar a la derecha", insistía Simeone tras el 0-1 al Leganés en Butarque en la segunda jornada de la Liga, cuando el atacante luso asistió desde ahí en el gol de la victoria a Víctor Machín, 'Vitolo'.

Después, salvo en momentos circunstanciales y esporádicos de los encuentros, no ha jugado apenas en la banda derecha desde el 23 de noviembre de 2019 en el 1-1 contra el Granada en el estadio Nuevo Los Cármenes, cuando surgió desde el banquillo, aunque su tendencia fue evidente a moverse hacia el centro; el lugar donde ha consolidado su posición como segundo punta y con movimientos entre líneas, aunque aún lejos de la exigente expectativa que marcaba la inversión por él (120 millones de euros) y su sensacional irrupción en el Benfica, con 20 goles. Esta temporada ha marcado ocho en 34 choques.

Diego Costa |@atleti

Quizá las lesiones han asumido un papel condicionante (en ningún caso decisivo) para limitar un recorrido más largo y determinante de esa tripleta de ataque después durante la competición, porque un esguince de tobillo de Joao Félix interrumpió el vuelo de los tres juntos en el once después del choque ante el Valencia, el pasado 19 de octubre, y porque realmente Simeone sólo tuvo a los tres disponibles en 14 de los 47 partidos oficiales.

Pero también es indudable que, con el avance de los meses, de los partidos y con la irrupción de otros futbolistas, aquella idea que trazó y plasmó en cuanto tuvo ocasión en la pretemporada y después cuando ya había puntos en juego ha pasado de prioridad a recurso puntual.

O ni siquiera eso ahora: en toda la reanudación de LaLiga han jugado juntos los tres. Ningún minuto. Ni ahora ni desde el pasado mes de octubre, cuando entre entre el día 1 y el 19 de ese mes, en tres encuentros consecutivos, compartieron once para un total de 206 minutos juntos en la victoria contra el Lokomotiv (0-2), con gol de Joao Félix, asistencia de Morata y desborde de Costa, y en sendos empates con el Valladolid (0-0) y el Valencia (1-1). Hasta la lesión de Joao Félix, a la que siguió la hernia discal cervical de Diego Costa, la recuperación...

Simeone y Marcos Llorente

Desde entonces, en cualquier caso, Simeone ha vuelto a tener la ocasión de sumarlos en un mismo once, o al menos en un mismo momento del desarrollo del partido, hasta en nueve ocasiones desde el regreso de Diego Costa de 16 encuentros de baja, pero no lo ha hecho.

Ni antes del parón frente al Espanyol (1-1), el Sevilla (2-2) y el Liverpool (2-3). Ni después contra el Osasuna (0-5), el Valladolid (1-0), el Levante (0-1), el Alavés (2-1), el Barcelona (2-2) y el Mallorca (3-0). En Vigo fueron baja Costa y Joao. Y ante el Betis no estaba el atacante portugués, que se recupera de un edema óseo en el tobillo izquierdo, que previsiblemente también le apartará de la visita a Getafe de este jueves.

"Hemos buscado en el principio de la pretemporada. Se acuerdan cuando Joao aparecía por un costado que nos daba visión de juego para dos jugadores importantísimos, con gol, con jerarquía, como son Costa y Morata", rememoró Simeone cuando fue interrogado de nuevo por la alternancia de los delanteros madrileño e hispano-brasileño en el once y en el campo, una vez que tampoco han compartido ataque en ningún momento desde la vuelta del parón.

Simeone y Yannick Carrasco

"Hoy aparece dentro de estas posibilidades que nos está dando el equipo la presencia de Llorente; el crecimiento de Vitolo, porque viene de tres partidos seguidos dando muy buena versión en cuanto al esfuerzo, al trabajo colectivo y a lo que necesita el equipo; Carrasco; necesitamos a Joao Félix en su mejor versión...", repasó.

"Y eso nos da el poder repartir un poco mejor esa situación que hoy todavía no la hemos vuelto a usar, tener a Costa y Morata juntos, porque hay muchos que empiezan a estar bien y me dan más alternativas para tener un juego más entrelazado", analizó Simeone, que admite "la intermitencia" de Joao, pero también destaca "un talento inigualable que el año que viene será extraordinario para su crecimiento".

Joao Felix y Diego Costa ante Osasuna |EFE

De los tres, nada más Diego Costa apunta al once en Getafe. Joao Félix no está disponible aún, por un edema óseo en el tobillo izquierdo, y Morata previsiblemente será suplente. El atacante hispano-brasileño volvería a la titularidad después de tres encuentros, una vez que fue baja por sanción en Balaídos ante el Celta y comenzó en el banquillo por decisión técnica tanto contra el Mallorca como frente al Betis en el Wanda Metropolitano.

Según las primeras pruebas de Diego Simeone para la visita al Coliseum Alfonso Pérez, en el regreso a los entrenamientos tras dos días de descanso, Jan Oblak será el portero y Santiago Arias (Kieran Trippier no se entrenó este martes por el problema digestivo que provocó su sustitución el pasado sábado ante el Betis), Stefan Savic, Felipe Monteiro y Renan Lodi formarán la defensa, en la que son baja Mario Hermoso, por sanción, y José María Giménez y Sime Vrsaljko, por lesión. El uruguayo, por segundo choque seguido; el croata, por décimo encuentro.

En el medio campo podría haber descanso para Koke Resurrección. En su rotación entraría Yannick Carrasco para la banda izquierda, con Ángel Correa por la derecha y con Saúl Ñíguez y Thomas Partey como medios centros. Arriba, aparte de Costa, se mantiene Marcos Llorente, titular por quinto partido consecutivo y afianzado en el ataque del Atlético.