Curro Díaz y López Simón desaprovechan los dos únicos toros para lucirse

Quinta corrida de San Isidro. Los astados de Montalvo se dejaron poco y llevaron peligro

cultura

| 16.05.2017 - 09:54 h
REDACCIÓN
Más sobre: torosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Curro Díaz y López Simón perdieron una oportunidad de oro de volver a triunfar en Las Ventas al no acabar de aprovechar los dos toros más propicios de una floja y variada corrida de Montalvo, en la que, por si fuera poco, el banderillero Manuel Muñoz resultó herido grave y Paco Ureña lesionado.

Toros de Montalvo, bien presentados, aunque con desigualdades de hechuras entre los seis, sin fuerzas en general y bajos también de raza. La excepción fue el cuarto, toro bravo y con clase, fuertemente ovacionado en el arrastre, y, en parte también, el enclasado y flojito segundo.

Curro Díaz, de azul celeste y oro: pinchazo ensartado en los costillares, estocada baja y dos descabellos (silencio); y bajonazo (división de opiniones).

Paco Ureña, de azul cielo y oro: estocada atravesada que "hace guardia" y descabello (silencio); y pinchazo y estocada que "hace guardia" (silencio).

Alberto López Simón, de tabaco y oro: estocada desprendida (silencio tras aviso); y casi entera tendida (silencio).

En cuadrillas, buen nivel de la "infantería" de López Simón en su primero: Tito Sandoval a caballo, Vicente Osuna en la brega, y Domingo Siro y Jesús Arruga con "los palos". En la enfermería fue intervenido el banderillero Manuel Muñoz de una importante cornada de 20 centímetros en la cara posterior del muslo izquierdo. También fue asistido Ureña de un traumatismo en la rodilla derecha.

El rey Juan Carlos presenció la corrida desde una localidad de la meseta de toriles acompañado por la infanta Elena. También la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, acudió al festejo junto a su consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía, Ángel Garrido. La plaza prácticamente se llenó (22.085 espectadores) en tarde primaveral.