'Pintado sobre piedra', una original propuesta del Museo del Prado

Expone pinturas de maestros italianos como Tiziano que realizaron obras maestras sobre materiales como la pizarra o el mármol

cultura

| 16.04.2018 - 17:43 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Museo del Prado nos ofrece una original propuesta: 'Pintado sobre piedra', una exposición sobre la pintura de maestros italianos como Tiziano que realizaron obras maestras sobre materiales como la pizarra o el mármol.

Una exposición que va más allá de la pintura: porque trata sobre el ansia de inmortalidad en el arte, de la mano de disciplinas como la Geología y la Arqueología, según explica su comisaria, Ana González Mozo.

Miraron al pasado y volvieron al principio. A la piedra como soporte del arte, influenciados sobre todo por los clásicos. El Prado posee los dos únicos cuadros que Tiziano pintó en piedra. Y los ha desnudado para enseñarnos lo que no vemos la pizarra y el mármol.

Junto a las obras. se exponen los materiales en bruto para que el público compruebe lo difícil que era pintar sobre ellos. Hay pocas obras y son frágiles y eso convierte al Prado en el único lugar en el mundo que puede hacer una exposición de este tipo.

EL ARTE, MÁS PODEROSO QUE LA NATURALEZA

El lema de Tiziano, "El arte es más poderoso que la naturaleza", convertido en pregunta, sobrevuela la exquisita exposición que inaugura hoy el Museo del Prado, "In Lapide Depictum, pintura italiana sobre piedra 1530-1555", con obra al óleo realizada sobre piedra monocroma, pizarra y mármol blanco.

Se trata de una muestra con una selección de nueve obras realizadas por autores italianos del Renacimiento como Sebastiano de Piombo, Tiziano, Daniele da Volterra y Leandro Bassano, que reflejan la consolidación de una corriente de cambio en las técnicas artísticas que se produjo en las primeras décadas del siglo XVI, y que refleja el deseo de eternidad de los artistas.

Una muestra, comisariada por Ana González Mozo, Técnico Superior del área de Restauración del Prado quien ha destacado que el deseo de hacer obras eternas les llevó a Tiziano o a Sebastiano a utilizar las rocas como soportes de la pintura, y que sobre todo utilizaban pizarra porque incorporaban y jugaban con la luz y la oscuridad. Además se consideraba que este trabajo era una prueba para demostrar la valía de los artistas, ya que el procedimiento de trabajo era secreto y una prueba de cómo dominaban el control de la luz sobre su superficie.

"Si estos soportes están bien trabajados no están expuestos al tiempo, pero hoy esta fragilidad de estos mismos soportes haría imposible que estas obras viajen y es por ello que esta muestra solo se pueda ver en el Prado", ha precisado la comisaria, que ha recordado que es la primera vez que se realiza una muestras de estas características en España.

Las dos grandes obras expuestas de Tiziano y las del Taller de los Bassano, conservadas en el Prado, han sido sometidas a una profunda restauración, que ha contado con la participación de la Fundación Iberdrola España, y esta muestra es el resultado de ese trabajo que se muestra por primera vez.

Andrés Úbeda, director de Conservación e Investigación del Museo del Prado, ha destacado que la exposición se desarrolla en la sala D del edificio de los Jerónimos, dedicada a hacer propuestas diferentes. "Esta muestra es el primer proyecto que se realiza desde el departamento de Restauración, no desde el de Conservación, como suele hacerse", ha precisado.