La Marina confirma el rescate de los 13 atrapados en una cueva de Tailandia

internacional

| 10.07.2018 - Actualizado: 14:59 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los últimos cuatro niños y su monitor han sido rescatados con éxito este martes de la cueva en la que habían quedado atrapados hace dos semanas en el norte de Tailandia, según han anunciado los SEAL de la Marina tailandesa que participan en la operación. El domingo se había producido el rescate de los cuatro primeros menores del grupo, mientras que el lunes fueron sacados del interior de la cueva otros cuatro menores.

Ahora en el interior solo quedan los cuatro submarinistas que han estado con los menores durante el tiempo que ha durado el rescate, han precisado los SEAL en su perfil de Facebook. "No estamos seguros de si esto es un milagro, ciencia, o qué. Todos los trece miembros de los 'Jabalíes Salvajes' están ahora fuera de la cueva", han subrayado los SEAL en un mensaje posterior, en referencia al nombre del equipo de fútbol al que pertenecen los niños.

Todos ellos serán sometidos a un primer examen médico en el hospital de campaña erigido en las inmediaciones de la cueva, tras lo cual serán evacuados en ambulancia para a continuación ser trasladados en helicóptero al Hospital Prachanukroh de Chiang Rai.

Narongsak Osottanakorn, el jefe de la misión de rescate, había indicado previamente que, "si no sale nada mal, los cuatro chicos y el entrenador, junto con el doctor y los tres SEAL que están con ellos, abandonarán la cueva juntos hoy".

El responsable ha reconocido que "la misión de hoy es más difícil que las de los dos últimos días, ya que hay que sacar a nueve personas". En las tareas de rescate han participado unas 100 personas, incluidos los 19 submarinistas encargados de extraer desde el interior de la cueva a los atrapados.

Entretanto, el primer ministro del país, Prayuth Chan Ocha, ha prometido que se adoptarán medidas adicionales de seguridad en torno a la cueva para preservar la integridad de quienes quieran visitarla en un futuro. "En el futuro, tenemos que vigilar la entrada y la salida de la cueva. Esta cueva se ha hecho mundialmente famosa (...) tenemos que instalar más luces dentro y poner señales", ha comentado a la prensa en Bangkok.

Los doce menores y su entrenador de fútbol quedaron atrapados en la cueva de Tham Luang, en la provincia de Chiang Rai (norte), el pasado 23 de junio al verse sorprendidos por las lluvias que inundaron parte de los túneles del complejo. Tras una intensa búsqueda, buceadores británicos les localizaron hambrientos y en la penumbra en una zona no inundada de una sala a varios kilómetros en el interior del complejo de cuevas el pasado 2 de julio.