Orbán promete defender la "soberanía" de Hungría y anuncia medidas contra las ONG

Afirma que quiere "una Europa fuerte con naciones fuertes y no unos Estados Unidos de Europa"

Sus primeras medidas del nuevo Parlamento será la aprobación del paquete legislativo conocido como "¡Stop Soros!"

internacional

| 10.04.2018 - Actualizado: 21:17 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primer ministro húngaro, el nacionalista Viktor Orbán, prometió hoy que continuará defendiendo la "soberanía" de Hungría dentro de la Unión Europea (UE) y anunció la aprobación de nuevas restricciones al trabajo de las ONG en el país centroeuropeo.

Orbán logró al frente de su formación Fidesz una victoria arrolladora en las elecciones legislativas del pasado domingo, al obtener el 49 % de los votos, casi 30 puntos por encima del partido que quedó en segundo lugar, el ultraderechista Jobbik. "Nuestro apoyo fue claro, es un mandato muy fuerte, si no el más fuerte de los pasados 30 años", aseguró Orbán en una rueda de prensa, y agregó que "los húngaros han decidido que son ellos los que deciden con quien conviven", en alusión a las políticas antimigratorias del Gobierno.

Orbán interpretó los resultados como un apoyo a sus políticas y reiteró que quiere "una Europa fuerte con naciones fuertes y no unos Estados Unidos de Europa". "Los húngaros han apoyado claramente la soberanía húngara", agregó.

LIMITACIONES A LAS ONG APOYADAS POR SOROS QUE DEFIENDEN LOS DERECHSO HUMANOS Y LA TRANSPARENCIA

El primer ministro confirmó que una de las primeras medidas del nuevo Parlamento será la aprobación del paquete legislativo conocido como "¡Stop Soros!", en referencia al apellido del inversor estadounidense de origen húngaro George Soros.

Este inversor, que dona importantes cantidades a ONG y organizaciones que defienden los derechos humanos, la democracia y la transparencia, se ha convertido en el principal enemigo del Gobierno húngaro, que lo acusa de fomentar la inmigración a Europa.

Ese proyecto de ley prevé, entre otros aspectos, impuestos extraordinarios del 25% sobre las ONG y la limitación de su trabajo, tanto profesional como geográfico, al imponerles restricciones de acceso a áreas donde hay inmigrantes.

Al ser interrogado sobre si cambiará sus políticas, que según sus críticos limitan la separación de poderes, Orbán respondió que "en Hungría funciona una democracia constitucional, todos los políticos deben jurar la Constitución".

La amplia victoria de Orbán puede traducirse, como ya lo fue en 2010 y en 2014, en que el primer ministro cuente con una mayoría parlamentaria de dos tercios con la que puede aprobar en solitario medidas legislativas de rango constitucional.

Orbán también avanzo una profunda remodelación de su Gobierno y el establecimiento de nuevas prioridades, entre ellas políticas demográficas encaminadas a fomentar la natalidad.

HARÁ CAMBIOS SIGNIFICATIVOS EN SU GOBIERNO

"Los ministros han concluido su trabajo y no seguirán gobernando, sino que formaremos un nuevo Gobierno. Habrá cambios significativos", adelantó respecto al nuevo Gobierno.

Según estimó la formación del nuevo Ejecutivo tardará tres ó cuatro semanas.

En relación con las políticas del nuevo Gobierno, Orbán adelantó que se acentuarán las políticas demográficas y que seguirá con las medidas económicas ya iniciadas, centradas en la disminución de la deuda externa y los alivios fiscales.

Se espera que los resultados finales y definitivos de las elecciones se publiquen el sábado, mientras que el nuevo parlamento podría iniciar su trabajo dentro de tres semanas.

Pese a que la campaña de Orbán estuvo centrada en alertar de los supuestos peligros de la inmigración, Hungría es uno de los países de Europa con menos migración y los economistas han advertido de los problemas que el envejecimiento de la población puede tener.