Pedro Sánchez se estrena este jueves en una cumbre de la UE pidiendo soluciones globales a la inmigración

Juncker recibe a Sánchez en Bruselas: "Este es el nuevo chico"

Sánchez confía en lograr más apoyo financiero de la UE para España y los países del Mediterráneo Occidental

internacional

| 28.06.2018 - Actualizado: 14:57 h

Redacción Agencias

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, se reunió hoy en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, quien le recibió ante los periodistas en inglés con la frase "This is the new guy" (este es el nuevo chico). Sánchez viajó esta mañana desde Madrid hasta la capital belga para participar por la tarde en su primer Consejo Europeo y se trasladó directamente a la sede de la Comisión para su entrevista con Juncker.

Ambos se saludaron sonrientes ante los informadores gráficos delante de las banderas de España y de la UE, y tras el comentario del presidente de la Comisión accedieron después a las dependencias de la institución comunitaria para comenzar su entrevista.

No es la primera vez que Juncker y Sánchez se ven desde el relevo al frente de la Presidencia del Gobierno español porque los dos estuvieron presentes en la cumbre sobre inmigración convocada por el presidente de la Comisión el pasado domingo y a la que asistieron varios líderes comunitarios. En esa ocasión ya hubo un primer saludo y una breve conversación, pero hoy es la primera vez en que ambos mantendrán una reunión a solas y en la que, según fuentes españolas, Sánchez reiterará la apuesta "decididamente europeísta" de su Gobierno.

Algunos asuntos que estarán presentes en el Consejo Europeo que comenzará por la tarde, como la forma de hacer frente al creciente problema de la migración o la reforma de la eurozona, serán también objeto de comentario en la reunión entre Juncker y el presidente del Gobierno español.

Tras ella, Sánchez participará en una reunión de líderes socialistas europeos previa a la cumbre comunitaria.

BUSCAR SOLUCIONES GLOBALES PARA UN DESAFÍO INAPLAZABLE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participará este jueves por vez primera en un Consejo europeo, la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de los 28 miembros de la UE, en la que reclamará "soluciones globales" para un desafío "inaplazable" como el de la inmigración, fenómeno que está despertando "viejos fantasmas" en el continente.

Con una presión migratoria creciente en el Mediterráneo Occidental, Sánchez espera recibir más fondos de la UE para que España refuerce el diálogo y la cooperación con los países de los que parten los inmigrantes que llegan a las costas españolas, como Marruecos o Senegal.

Pero también reclamará más financiación directa para estos países que, como es el caso Marruecos, contribuyen de manera decisiva y eficaz a minimizar el drama humanitario que supone la salida de embarcaciones inseguras y repletas de personas al mar, como ha explicado el presidente en una comparecencia en el Congreso de los Diputados para informar sobre los asuntos que se tratarán en la cumbre europea.

En ese cónclave, el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, propondrá precisamente a los líderes la creación en el próximo presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 de un instrumento financiero "dedicado" a la gestión de la inmigración y una "cooperación efectiva" con los países de origen y de tránsito.

Tusk dará a conocer también a los líderes los detalles de su propuesta para establecer centros de migrantes en territorio extracomunitario, donde se distinguiría entre aquellos que han salido de sus países por razones económicas y aquellos que tienen derecho a recibir protección internacional.

El objetivo que persigue esta propuesta es terminar con el modelo de negocio de las mafias que trafican con personas y evitar que la gente arriesgue su vida en el mar por tratar de alcanzar las costas europeas.

APOYO CON RESERVAS A LOS CENTROS FUERA DE LA UE

Sánchez cree que esta idea "puede ser una buena opción", siempre y cuando en estos centros se respeten los Derechos Humanos. Pero advierte de que ésta no puede ser la única solución que ofrezca la UE porque habrá países que no aceptarán la apertura de estos centros en su territorio, por verlos como una invasión a su soberanía nacional.

España ve también con buenos ojos la idea del presidente francés, Emmanuel Macron, de abrir centros controlados de migrantes en suelo europeo, financiados con dinero comunitario. Según ha explicado Sánchez, se trata de localizar una serie de puertos seguros a lo largo de la costa europea del Mediterráneo donde puedan atracar barcos que hayan rescatado del mar a migrantes.

Pero se consideraría que los barcos llegados a estos puertos seguros han arribado a suelo europeo, no al de un país concreto, por lo que la respuesta que se daría al estatus legal de cada uno de los migrantes sería también europea.

En cualquier caso, esta propuesta original de Macron está en una fase aún muy germinal, por lo que no será en principio objeto de discusión profunda en este Consejo Europeo, en el que Sánchez incidirá en la necesidad de que la UE responda al fenómeno migratorio "respetando los Derechos Humanos y la dignidad de la persona".

REFORMA DE LA UNIÓN ECONÓMICA Y MONETARIA Y BREXIT, ENTRE OTROS ASUNTOS

En asuntos económicos, se analizará la gestión futura del Marco Financiero Plurianual, se abordarán las relaciones comerciales, la innovación y la sociedad digital; al tiempo que la Cumbre del Euro, en su composición ampliada (UE-27), debatirá la reforma de la unión económica y monetaria.

Además, el Consejo Europeo estudiará el estado de las negociaciones del Brexit y adoptará las Conclusiones sobre los avances producidos, además de analizar la cooperación de la UE en materia de seguridad y defensa.

ENCUENTRO CON LOS LIDERES SOCIALISTAS

Antes del inicio de la cumbre, Sánchez se reunirá en Bruselas con los líderes de los partidos adscritos al Partido Socialista Europeo, entre ellos los primeros ministros de Grecia, Alexis Tsipras; Portugal António Costa; Suecia, Stefan L÷fven; Malta, Joseph Muscat; Eslovaquia, Peter Pellegrini; Albania, Edi Rama y Macedonia, Zoran Zaev.

A la reunión se sumarán varios representantes de la Comisión Europea que pertenecen a la familia socialista, como la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común, Federica Mogherini; el vicepresidente primero Frans Timmermans, el vicepresidente responsable de la Unión Energética, Maros Sefcovic y el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici.