Tres Cantos deberá pagar la deuda de 21 millones por El Tarragal

El ayuntamiento de Tres Cantos presenta a sus presupuestos para el próximo año, que superan los 44 millones de euros
Ayuntamiento de Tres Cantos |Telemadrid

El Tribunal Supremo ha conformado la sentencia que condena al Ayuntamiento de Tres Cantos al pago mancomunado a la Comunidad de Madrid de una deuda procedente de la recalificación de los terrenos de El Tarragal por valor de 21 millones de euros.

Así lo determina la sección quinta de la Sala de los Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal en una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, donde desestima el recurso presentado por el Consistorio tricantino contra el fallo emitido en primera instancia por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 34 de Madrid.

El Supremo establece que el Ayuntamiento ha incurrido en responsabilidad patrimonial mancomunada derivada del daño causado a los propietarios por un cambio de suelo urbanizable en no urbanizable en la zona de Soto de Viñuelas en 1987.

Capacidad financiera para hacer frente a la sentencia

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Tres Cantos, de manera conjunta con el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, ha iniciado conversaciones con la Comunidad de Madrid para acordar la mejor forma de pago de la deuda, con el fin de que queden garantizadas la prestación de servicios de calidad y las inversiones de la ciudad.

No obstante, fuentes municipales han apuntado que el Ayuntamiento de Tres Cantos dispone de "fortaleza económica y financiera suficiente como para hacer frente al pago de la deuda". Del mismo modo, el equipo de Gobierno "está seguro" de tener la capacidad económica para llevar adelante los compromisos adquiridos con los vecinos y asumir las responsabilidades derivadas de una actuación que se remota a un tiempo en el que Tres Cantos no se había constituido como municipio propio.

Por el contrario, Colmenar Viejo, que conoció la sentencia a su recurso hace algunos meses, paralizó todas las inversiones previstas para este año.

En 1992, la Justicia condenó a la Comunidad de Madrid y a los ayuntamientos de Colmenar Viejo y Tres Cantos a pagar una indemnización de 42 millones de euros, una cifra que con intereses ha terminado en más de 60 millones.

El Gobierno regional adelantó el pago de la indemnización a los propietarios por el daño que se les hizo en los años 80 al cambiar la calificación del suelo de sus terrenos y le pidió a los dos consistorios su parte. Al negarse a abonársela, les llevó a la justicia y, aunque ganaron, la Comunidad recurrió.

Hace una semanas, el Tribunal Supremo se pronunciaba al recurso dando la razón al Gobierno regional y condenado a pagar 21 millones de euros a Colmenar. Tres Cantos tendrá que hacer frente al mismo montante.