Carmena presenta la transformación de la A-5 en vía urbana con aceras, árboles y menos carriles

Telemadrid ha conocido en exclusiva algunos detalles del proyecto

Se instalará un carril bus, un nuevo radar de tramo, se reduce la velocidad y se quitan carriles de circulación

madrid

| 22.05.2018 - Actualizado: 21:44 h

Redacción

Un tramo de la carretera A-5 se transformará en vía urbana. Telemadrid ha conocido en exclusiva algunos datos de este proyecto, que se llevarán a cabo en el tramo comprendido entre el kilómetro 3 y el 8,5.

La A-5 se transformará así durante lo que queda de 2018 y 2019 en una vía urbana con aceras, árboles, carriles bus, carriles bici, pasos peatonales en superficie y menos carriles de circulación de coches con baja ocupación.

Cada día pasan por la A-5 más de de 125.000 automóviles, que tras las obras deberán respetar una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora, tanto de entrada como de salida a la ciudad. Además, en la salida de la ciudad se va a instalar un radar de tramo entre el kilómetro 4 y 5,7.

Las obras está previsto que comiencen en verano en el tramo que va de Puerta del Ángel hasta Cuatro Vientos. Una de las primeras medidas será reducir de 70 a 50 kilómetros por hora la velocidad permitida. Se controlará la velocidad gracias a un radar de tramo y se pretende, gracias a la instalación de un Bus-VAO, agilizar y fomentar el transporte público. Se incorporará una nueva conexión directa desde la Avenida de los Poblados a la A-5, sentido entrada, y colocar semáforos para que el coche pierda espacio en favor del transporte público y peatones.

El Ayuntamiento calcula que para Navidad esta transformación de la A-5 estará completada.

PRESENTACIÓN DEL PROYECTO

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo; la titular de Medio Ambiente, Inés Sabanés, y el concejal-presidente de Latina, Carlos Sánchez Mato, han presentado hoy esta transformación a vía urbana de un tramo de la carretera A-5.

Además, el Gobierno de Ahora Madrid también creará, aprovechando la próxima operación asfalto, un carril Bus Vao en sentido entrada e instalará dos semáforos, uno en la nueva conexión directa que se creará desde la avenida de los Poblados hacia la A-5 en sentido salida, y otro a la altura del acceso de la carretera de Boadilla. Así lo ha detallado el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible de la capital, José Manuel Calvo, junto a la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y la alcaldesa Manuela Carmena, que primero han visitado la avenida Padre Piquer y después han explicado las reformas a los vecinos en el Centro Cultural El Greco, en el distrito de La Latina, junto al edil Carlos Sánchez Mato.

El Gobierno municipal, apoyado por el PSOE, ha destacado en ocasiones anteriores que desde hace veinte años se plantea hacer frente al desafío que supone la A-5 a su paso por Madrid teniendo en cuenta que por el Paseo de Extremadura circulan diariamente 125.000 automóviles.