Hospitalizada una menor en Barcelona por participar en un reto suicida

Responsables de la escuela en la que estudia la chica alertaron a los Mossos d'Esquadra al temer por la situación de la menor

Se trata de un juego virtual conocido como "la ballena azul" que puede llegar a ser mortal

Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook con las pruebas que deben realizar

Gobiernos y autoridades de diversos países latinoamericanos han alertado los riesgos de este macabro juego

Ya se han registrado varias muertes entre los adolescentes de esos países

sociedad

| 28.04.2017 - 14:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

Una adolescente ha ingresado en un hospital de Barcelona tras participar supuestamente en algunas pruebas de un juego virtual conocido como "la ballena azul" en el que los participantes van superando retos peligrosos hasta llegar al suicidio, han confirmado a Efe fuentes próximas a la investigación.

Este caso, adelantado por la Cadena Ser, es el primero que se detecta en España, y fue el entorno de la menor el que alertó a la familia de que participaba en ese juego.

"La ballena azul" tiene un funcionamiento simple pero peligroso y, en su última fase puede llegar a ser mortal. Una vez que el participante se inscribe en el juego se le asigna un "curador", que le propone diferentes retos que debe superar en los siguientes 50 días, y que deberá demostrar con fotografías o grabándose en vídeo que se suben a internet.

Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook con las pruebas que deben realizar, tales como dibujar una ballena en un papel, cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano, tatuarse una ballena en el brazo con una cuchilla o pasar 24 horas sin dormir viendo películas de terror.

Tras finalizar los retos, el "curador" pide al participante que se suicide.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, los responsables de la escuela en la que estudia la chica alertaron a los Mossos d'Esquadra al temer por la situación de la menor, en la que advirtieron comportamientos extraños.

Ante esta situación, el centro educativo y la policía catalana hicieron un seguimiento de la joven para garantizar su asistencia médica, como finalmente ha ocurrido, con su ingreso hospitalario.

Los Mossos continúan trabajando en el caso para corroborar la autenticidad de la versión del entorno de la chica, que alertó de se había autolesionado siguiendo este reto suicida.

Los gobiernos y autoridades de diversos países latinoamericanos, entre ellos Brasil, Bolivia, Colombia, Chile o Uruguay, han alertado públicamente en los últimos días sobre los riesgos de este macabro juego, que habría originado ya varias muertes entre los adolescentes de estos países. Aunque el origen del juego no esta claro, algunas fuentes lo sitúan en Rusia, donde también se habrían producido suicidios de adolescentes.

ALERTA A LOS PADRES

La Guardia Civil ha alertado hoy de los riesgos del juego de "la ballena azul", por el que supuestamente una joven ha sido hospitalizada en Barcelona, y ha precisado que en España se ha tenido conocimiento "de algún caso que, aunque aislado, pudiera estar relacionado con el peligroso juego". El instituto armado y la Policía Nacional han alertado hoy en Twitter a los padres de la peligrosidad de juegos que se ofrecen a jóvenes en internet y redes sociales, como el de "la ballena azul", recordándoles que deben vigilar a sus hijos cuando utilizan las redes sociales, y también fijarse en si cambian de conducta.

Hoy el Grupo de Delitos Telemáticos (GDT) de la Guardia Civil ha publicado varios mensajes en Twitter tras "las alarmantes noticias" sobre el juego de la ballena azul en los que aconseja prevenir y no dejar solos a los menores en la red, ni bajar la guardia en la responsabilidad que tienen los adultos sobre los pequeños.

El GDT enlaza un comunicado en el que incide en que los menores no son consientes de los riesgos de internet y además la curiosidad que les genera lo desconocido "pudiera llevar a que este peligroso juego llegue a los adolescentes en España, donde ya hemos tenido conocimiento de algún caso que, aunque aislado, pudiera estar relacionado con el peligroso juego".

Detalla que el citado juego consiste en la realización de 50 retos en 50 días de los que los jugadores deben mostrar fotos o vídeos -como cortarse los labios o asomarse a un precipicio- y que acaban con la propuesta de su suicidio, normalmente lanzándose al vacío desde un piso alto.

"Los responsables de este juego, o comunidades similares, son expertos en ingeniería social, teniendo la capacidad de llegar a la manipulación de sus víctimas gracias a la información que previamente han recabado de ellos a través de sus perfiles en redes sociales" y además saben amenazar a los menores para evitar que dejen la actividad sin el consentimiento del manipulador, añade.

Por eso la Guardia Civil aconseja a los padres acompañar a los más pequeños en la navegación por internet, y conversar con ellos, sobre todo si son adolescentes, sobre los peligros a los que se pueden enfrentar en la red, escuchándoles por si ya se han expuesto a estos riesgos y estando atentos a posibles cambios en su físico o su conducta.

Por su parte, la Policía ha publicado un tuit en el que advierte: "Las redes sociales tienen sus riesgos, no dejes solos a tus hijos y enséñales pautas seguras. Si observas cualquier conducta extraña, pide ayuda llamando al 091". El mensaje se publica junto a una foto con el mensaje "Evita que caiga en 'juegos' peligrosos".

Fuentes de este Cuerpo han explicado que no hay una alerta específica por el hecho de que el juego de "la ballena azul" esté llegando a España. Pero -han precisado- son varios los "juegos" que se mueven por las redes y que pueden desembocar en conductas peligrosas para los jóvenes, como el recientemente detectado "juego del muelle", en el que varios chicos se sientan en círculo y mantienen una erección mientras las chicas se van sentando sobre ellos, y el primero que eyacula pierde, sin protección.