Trabajar y ser pobre, el drama que sufren miles de personas en España

Trabajar y ser pobre, el drama que sufren miles de personas en España

El último informe de la Cruz Roja sobre vulnerabilidad social nos deja cifras muy preocupantes. El 85% de las personas que atienden son trabajadores con sueldos tan míseros que ni quieran pueden hacer frente a sus necesidades básicas. Son los conocidos ya como trabajadores pobres. O más bien tendríamos que decir trabajadoras pobres porque el perfil, una vez más, es el de una mujer de nacionalidad española.

Trabajar y ser pobre. Es el drama que sufren miles de personas en España, que ni si quiera cubren sus necesidades básicas para vivir. Así lo advierte Toni Bruel, coordinador general de Cruz Roja.

Es el caso de Arancha, de 43 años. "Cuando no tienes ni siquiera esos 79 céntimos para poder hacer frente a que mis hijos lleven cada día un zumo al colegio, es muy complicado".

De hecho el 78% de las personas atendidas por la institución no llega a fin de mes. Inmaculada también pone cara a este preocupante informe. Con 76 años y apenas 300 euros de pensión, los gastos se le hacen muy cuesta arriba. "Lo que tengo es para comer, y me sobra muy poquito", cuenta.

La miseria conduce a la enfermedad y por eso más de la mitad de los pacientes califica su estado de salud entre regular y malo

Ocho de cada diez no puede ni si quiera comprar medicinas, prótesis o unas gafas graduadas. Necesidades básicas que para ellos son bienes de lujo.

Según el estudio, la franja de edad más vulnerable está entre los 45 y los 65 años. Cruz Roja atendió el año pasado a más de 2 millones de personas. Al menos, en la mitad de los hogares encontraron niños menores de 16 años y en el 20% vivían personas discapacitadas a cargo de mayores.

Su objetivo: mejorar la atención sanitaria y desarrollar iniciativas para paliar la pobreza y la exclusión.

Con el padre Ángel, fundador de Mensajeros por la Paz, hemos analizado las consecuencias de este demoledor informe.