La residencia 'milagro' de Cercedilla, donde no ha entrado el coronavirus

La residencia 'milagro' de Cercedilla, donde no ha entrado el coronavirus

¿Cuál es la fórmula mágica mediante la cual la residencia de ancianos Mirasierra de Cercedilla ha conseguido hacer frente al coronavirus y no registrar ni un solo caso de contagio?

No se trata de casualidad, ni de suerte, ni de ninguna medida extraña, solo de una enorme capacidad de previsión para adelantarse a los acontecimientos, incluso a las prescripciones oficiales. El día 6 de marzo su directora Rocío Pérez toma una drástica decisión: blindar la residencia con los 50 residentes y parte del personal dentro.

Blindar la residencia

"A partir del 1 de marzo la directora y yo hablamos de que lo que venía era importante y por tanto había que exagerar las medidas que habitualmente tomamos con la gripe", cuenta.

Redujeron los proveedores y personal que pudiera ser un foco de contagio. "Nos hemos blindado ante cualquier agente que sin quererlo nos pueda contagiar", añade.

Protocolo estricto para el personal

Al mismo tiempo los responsables del centro implantaron un protocolo estricto de limpieza para los trabajadores de limpieza, que van a mantener durante mucho tiempo. A los ancianos les explicaron claramente que había un "bicho invisible" que podía provocarles una grave enfermedad.

Y con este símil lo entendieron perfectamente. Para distraer a los residentes han reforzado las actividades y la rutina, y han minimizado su exposición a los telediarios o a cualquier otra fuente de información sobre el coronavirus.

Información a los familiares todas las noches

Todas las noches Rocío comunica a los familiares lo que llama, de manera jocosa, "el parte meteorológico"; es decir información actualizada de las actividades que se han llevado a cabo durante la jornada en el centro. Es la manera de intercambiar información con los allegados de los residentes.

También la doctora de la residencia informa sobre el estado de salud de los ancianos, porque "siguen teniendo patologías". Rocío Pérez concluye pidiendo material de prevención para todas las residencias. Solo así se conseguirán resultados tan positivos como los que ellos han logrado.