Se triplican las familias madrileñas atendidas por primera vez en Cáritas y ya son más de 2.300

Se triplican las familias madrileñas atendidas por primera vez en Cáritas y ya son más de 2.300

Las familias que acuden por primera vez a Cáritas para recibir ayuda se han triplicado en la crisis del coronavirus, según informa la ONG, que ha aumentado un 94% las ayudas entregadas. El 90% de las ayudas del último mes han sido para necesidades básicas como alimentación y vivienda.

Comentamos estos datos con Javier Hernando, secretario general de Cáritas Madrid. "Hay 240 puntos en Madrid que ofrecen atención y acogida a las familias que tienen este tipo de necesidad". Asegura que la alimentación es la principal prioridad, pero en el futuro se vislumbran otras preocupaciones, como la reconstrucción del empleo afrontada de una manera estructural.

Desde el 15 de abril al 14 de mayo, el programa de Acogida y Asistencia de Cáritas Madrid ha sido testigo de un aumento de familias que necesitan ayuda, pero también de la gravedad de su situación económica y de una mayor urgencia de respuesta necesaria, según alertó la organización en un comunicado.

Aumenta en un 94% el número de ayudas

En el último mes, el número de familias que han recibido ayudas económicas por parte de Cáritas en Madrid se han triplicado respecto al mismo periodo de 2019. En cuanto a la evolución de la situación, si se comparan los datos del último mes con los del mes anterior, se han aumentado en un 94% el número de ayudas.

“Desde Cáritas Madrid seguimos siendo testigos de las dificultades a las que se están enfrentando muchas personas durante el estado de alarma, por eso hemos mantenido operativos los servicios esenciales para atender a personas que no pueden cubrir sus necesidades básicas y hemos reforzado la atención telefónica”, afirmó la ONG.

Más de 600 solicitudes al día

El servicio telefónico está recibiendo más de 600 solicitudes de ayuda al día. No obstante, Cáritas mantiene atención presencial para aquellas peticiones urgentes de extrema necesidad en las que es imprescindible un contacto directo con la persona, siguiendo las indicaciones sanitarias para reducir riesgos de contagio.