Isasaweis: “Me preocupa que los jóvenes no sepan diferenciar entre la vida de las redes sociales y la realidad"

Once años han pasado ya desde el primer vídeo de Isasaweis: cómo hacerse un moño con un par de calcetines. Era un hobby y se transformó en una profesión porque “si quieres vivir de esto te lo tienes que tomar en serio: madrugar, ponerte un horario y dedicarle horas”.

Y entonces funciona. Las cifras lo avalan y de hecho cuenta ya con más de 143 millones de visitas en YouTube, medio millón de suscriptores y más de un total de 976.000 seguidores en sus redes sociales.

A Isabel Llano, Isasaweis, le preocupa lo que se ve en las redes sociales, sobre todo porque los más jóvenes muchas veces no son capaces de darse cuenta de que “un par de fotos en Instagram no implican una vida de lujos y se genera entonces una especie de insatisfacción porque nuestra vida es mucho más normal.”.

Isasaweis siempre ha destacado por su estilo tierno y casi familiar. Denomina a sus seguidores “piñoncitos” y a todos ellos les dedica sus vídeos sobre aquello que le apetece en un momento dado. Comparte incluso parte de su vida cuando cree que puede servir como experiencia de vida. “Me siento bien ayudando a los demás”, asegura.

Estos días está aprovechando para trabajar en un nuevo libro de cocina con el que está muy ilusionada.