Cierre de tiendas arruinadas en Chamartín por falta de pasajeros y el pago de un elevado alquiler a Adif
Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

Cierre de tiendas arruinadas en Chamartín por falta de pasajeros y el pago de un elevado alquiler a Adif

La pandemia, las restricciones y los cierres perimetrales pasan factura a los comercios de las grandes estaciones madrileñas como la de Chamartín, porque apenas pasan viajeros y los pocos que transitan los pasillos, no se detienen en los locales.

Por ello muchos comerciantes se han visto obligados a cerrar en los últimos meses porque no pueden hacer frente a los alquileres de Adif, sobre todo porque en el caso de la estación de Chamartín pueden llegar a los 26.000 euros.

Piden ayudas a Adif para el alquiler

Los comerciantes piden a Adif que les ayude y mejore aún más las condiciones de los alquileres ante la falta de ingresos para poder hacer frente a la crisis económica provocada por el coronavirus.

Adif ofreció a los comerciantes de la estación de Chamartín pagar un 50% del alquiler entre los meses de marzo y junio y el 75% entre julio y octubre si la facturación caía más de un 40%. Adif ha dado un margen de 2 años sin intereses para pagar los alquileres atrasados desde marzo. Pero esta medida no ha sido suficiente para evitar la ruina de los comercios de la estación.

La petición de ayuda de la lotera de Chamartín: "Necesitamos sobrevivir, estamos con el agua al cuello"
Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

Sin pasajeros caen las ventas en picado

Las ventas han caído un 85% y muchos establecimientos de restauración de Chamartín ni siquiera han vuelto a abrir. Otros se plantean el cierre en breve, como el de Laura que comenta a Telemadrid que “sin viajeros y trenes ya era imposible”. En esta segunda ola volvieron a abrir “pero vamos a cerrar, porque con un estado de alarma, ¿cómo se puede seguir cobrando un alquiler tan elevado?”, reprocha a Adif.

Añade Laura que con ello “no sólo se cierra un negocio sino la puerta a muchas familias que no tienen otro trabajo. No se puede soportar esta situación y hemos intentado negociar con Adif, pero sin resultado. No sabemos qué va a pasar, pero sí que el viernes se cierra la tienda”.

Le ha ocurrido lo mismo al negocio de Suzanne Sordo que ha quebrado y ha tenido que pedir un préstamo para pagar a Adif 26.000 euros del alquiler. Cerró el pasado viernes, no ha podido aguantar más por el excesivo alquiler y las casi nulas ventas.

El cierre de locales y de trabajadores al paro se sucede sin cesar. Si la situación se prolonga en pocos meses podemos asistir al cierre de la mayoría de los negocios al no poder hacer frente al precio de los alquileres.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Estación de Chamartín