Denuncian que en su piso vende droga el clan de 'Los Gordos', pero ella lo niega

Denuncian que en su piso vende droga el clan de 'Los Gordos', pero ella lo niega

El famoso clan de 'Los Gordos' ha instalado su negocio en cuatro viviendas de dos inmuebles del barrio de Moratalaz, en la calle Arroyo de la Media Legua, muy cerca del edificio de El Ruedo. Dos de las viviendas pertenecen a la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS). Desde entonces, los vecinos están atemorizados por el trasiego continuo de toxicómanos que acuden a los narcopisos en busca de droga y toda la inseguridad generada en el barrio.

Una de las viviendas señaladas como punto de venta es la de Susana. Vídeos y fotos en poder de Telemadrid muestran como su casa tenía instalada hasta este domingo una puerta blindada con un mirilla por la que, supuestamente, se trapicheaba con droga. Las cámaras instaladas en el portal han sido destrozadas para evitar que se grabe su actividad, según denuncian, además, los vecinos.

"Si hubiera droga yo a usted a mi casa no le dejo pasar, ni me grabaría con la cámara"

Ella, alterada, lo niega. Rotunda dice que ni pertenece ni mantiene relación alguna con el clan de 'Los Gordos'. "¿Usted cree que si en mi casa tuviera un punto de droga, iba a tener unos sillones de la basura?", dice alterada, tras invitar a las cámaras de Telemadrid a grabar en el interior de la vivienda.

Allí, ella insiste en negar los hechos y acusa a los vecinos de mentir. "Soy una mujer maltratada, tengo cinco hijos a mi cargo, yo me busco la vida peinando y limpiando casas, pero eso que están diciendo de mi casa es mentira, es un invento de los vecinos", afirma.

"Si hubiera droga yo a usted a mi casa no le dejo pasar, ni me grabaría con la cámara", reitera y dice que a su casa nunca ha acudido la Policía por cuestiones de droga.