Drogas y prostitución en un solar okupado en Puente de de Vallecas

Drogas y prostitución en un solar okupado en Puente de de Vallecas

Una vecina de Puente de Vallecas no puede más. Cada día es un no parar el entrar y salir de toxicómanos y prostitutas en una vivienda abandonada que es propiedad de la inmobiliaria Altamira, del Banco Santander.

Dos solares flanquean un edificio abandonado en pleno corazón de Vallecas. Es el escenario ideal para que los drogadictos del barrio sigan yendo a comprar y consumir, y para que las prostitutas sigan ejerciendo con la pasividad de la Policía, que ha reconocido la vecina que, salvo que encuentre a un proxeneta forzando a una chica a ejercer, no pueden hacer nada contra ellas.

Lo cierto es que, ahora que se puede pasear por las calles es horrible hacerlo en ese entorno. Los habitantes del inmueble han hecho un butrón en una de las paredes por el que entran, y allí hacen y deshacen. Un caos para el barrio y miedo entre los vecinos. Esta vecina se está planteando irse de allí.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Drogas