Fernando Tejero estrena el musical ‘Explota, explota’: “Me hubiese encantado ser cantante. Es maravilloso”

Fernando Tejero estrena el musical ‘Explota, explota’: “Me hubiese encantado ser cantante. Es maravilloso”

El actor Fernando Tejero estrena nueva película ‘Explota, explota’, que estará en la cartelera a partir de este viernes y en el plató de Buenos Días Madrid, en la sección "Conversaciones con...", ha contado los pormenores de este film que realmente es un musical con canciones de Rafaella Carrá, que incluye la colaboración de Ana Guerra en el tema principal.

Tejero dice que este trabajo “cantar cantamos los actores, pero yo es cierto que no canto mucho”. Explica que “cuando me llamaron para hacer una película musical pregunté ¿yo canto? Dijeron que no, y me alegré. Sin embargo me gusta mucho cantar, he cantado, por ejemplo, con Sabina, Rozalen… Y al final en ‘Explota, explota’ canto un poco porque convencí al director para hacerlo”, le confiesa a Amalia Enríquez durante la entrevista.

'Explota, Explota', la película inspirada en Raffaela Carrá, se estrena en los cines

Quería ser cantante

Además descubre Tejero que “como consecuencia de esta película mucha gente me ha propuesto participar en musicales. Yo fui hasta a hacer una prueba en televisión para cantar. Me hubiese encantado ser cantante. Es maravilloso”. Pero asegura que está encantado con ‘Explota, explota’ porque “es divertida y maravillosa y más en estos momentos”.

Comenta que en el Festival de San Sebastián, al que asistió recientemente, “me dio un poco de bajón por la situación, pero me alegré porque es importante que se celebren los festivales”.

Un actor muy querido

Recordando una de las canciones de Carrá, la de ‘En el amor todo es empezar’, Fernando Tejero está en parte de acuerdo porque “bueno, lo que cuesta es continuar, eso es lo complicado”. Opina que todo el mundo necesita la estabilidad sentimental, “pero a mí me cuesta y cuanto más mayor soy peor"- señala- Pero siempre tengo gente que me quiere a mi alrededor y eso es amor. Y ‘Para hacer el amor hay que venir al sur’”, cita a su vez sonriendo y con ironía otra de las famosas canciones de Carrá.

Sobre si se sabe querido como actor, Tejero dice que “todo el mundo me dice lo mismo, como el otro día Alaska, me dicen que soy uno de los actores más adorados. La verdad es que me siento muy querido. Pero creo que tampoco es bueno gustar a todo el mundo, sería aburrido.

Tarde pero a tiempo

Sobre si llegó tarde a la profesión de actor dice Tejero que “llegué ya caducado”. “En mi época –explica- fue complicado decirle a la familia de quería estudiar Arte Dramático, pero cuando los deseos son grandes, al final se consiguen. Yo insistí y me vine a Madrid”.

El actor trabajaba en la pescadería de su padre y es el pequeño de los varones de su familia “y hasta yo me sentía culpable cuando vine a Madrid a estudiar e hice de ello hasta una tragedia porque me decía ¿cómo voy a dejar a mi padre solo? Pero no puedes hipotecar la vida”.

Recuerda sus comienzos cuando “quizá por la ilusión de ser Fernando León fui al casting, pero bueno, cuando me mandaron la separata (parte del guión) y me fui a la prueba de Tirso de Molina haciendo el tarado, me hicieron las pruebas y se quedó alucinado porque el personaje era para una persona mayor”.

La fama y la televisión

La televisión le dio fama con “Aquí no hay quien viva” y la confirmó la película “Días de fútbol”. “Me han dado muchas satisfacciones –comenta Tejero- y pasé de no ser nadie a ser más conocido que el perro de la panadera, es muy de agradecer”.

Dice que su profesión “me ha ayudado a conocer a mi familia y a enfrentar cosas como el tema de la homosexualidad con mi padre que no me senté a hablar con él, también porque nunca lo creí necesario. Soy una persona y no tengo porque etiquetarme y seguiré luchando por los derechos de cualquier ser humano”. Cuando se descubrió abruptamente su condición en un programa de televisión dice que lo pasó mal “yo lo pase mal, pero sobre todo por mis padres que son de otra generación”.

Sus compañeros actores

Loles León le manda un mensaje y Tejero dice que “es mi vecina, y en cierto modo es como yo, tiene carácter y muy buen corazón. Es muy generosa y tiene un gran corazón. Yo la llamaba todos los días cuando estuvo enferma durante el confinamiento”. Opina de Javier Bardem que “es uno de los mejores compañeros que he tenido”, confiesa admirar a José Luis Cuesta.

Sobre Malena Alterio se confiesa rendido “es como mi hermana” y se emociona cuando recuerda a su madre “que la quiero muchísimo”. Su director preferido es Woody Allen, tanto que le puso ese nombre a uno de sus perros.