El fotógrafo Javier Mantrana da las gracias al Clínico San Carlos: "Creí que iba a morir y me han salvado la vida"

El fotógrafo Javier Mantrana da las gracias al Clínico San Carlos: "Creí que iba a morir y me han salvado la vida"

El fotógrafo Javier Mantrana, muy reconocido por su trabajo, ha estado ingresado grave en el hospital Clínico San Carlos. Ahora se recupera en casa, está muy agradecido a todos los sanitarios que le han cuidado y cuenta a Telemadrid cómo ha vivido estos días desde que se puso enfermo.

Recuerda en el momento de la entrevista que "esta es la hora del desayuno en los hospitales y quiero mandar un mensaje de apoyo y ánimo a todos los que están ingresados, que sepan que se van a curar y que confíen en los médicos".

Un proceso espantoso

Sobre el proceso que ha vivido narra que “bueno, he tenido un parte muy triste, la parte de la infección. Me contagie el viernes 13 y el sábado tenía ya 39 de temperatura y una tos terrible, y me empecé a encontrar muy mal, mi hermano, que es médico, me pudo monitorizar desde Alcázar de San Juan”.

“Hasta ahí es normal –añade- todo resultaba normal encontrarse así, pero pasaron los días y me iba constando respirar y el hecho de incorporarte te cuesta vida, no puedes ni ir al baño y me pasé días sin comer porque no tenía hambre y me sabía a rayos”.

"Yo pensé que me iba a morir"

Mi hermano me recomendó que me comprara un oxímetro y este aparatito me salvo la vida –relata- me marcaba 82 y le dio la pista a mi hermano de que mis pulmones tenían neumonía. Llamamos al Suma y a todos pero no me hicieron caso, aunque no les guardo rencor, sé que están saturados. Yo pensé que me iba a morir. Por fin una enfermera de urgencias me dijo vete enseguida a un hospital de urgencias y me vestí y fui al Hospital Clínico San Carlos. Agradezco al hospital todo lo que han hecho por mí, porque yo estoy vivo gracias a ellos y quiero agradecérselo”.

“He estado sólo una semana –agrega- cuando entras no eres capaz de entender que vas a salir. Yo le decía a mi cuerpo responde, responde. Ahí los mensajes de los amigos son importantísimos y ayudan a la gente a no sentirse aislada y la gente tiene que mantener el ánimo”.