Sube el número de familias que recurren a la caridad para comer y piden ayuda porque ya no hay alimentos

Sube el número de familias que recurren a la caridad para comer y piden ayuda porque ya no hay alimentos

"No hay alimentos suficientes para atender a quienes no tienen ni lo básico, ni siquiera leche para los niños", asegura a Telemadrid la responsable del Banco de Alimentos que atiende a las familias que acuden a recibir lo más básico en la parroquia de Santa Micaela.

Y es que cada vez son más las familias que acuden a la caridad para poder comer durante esta crisis del coronavirus.

Es la realidad que constatan entidades solidarias como la Fundación Madrina. Ven como cada día las colas crecen a las puertas de la parroquia Santa María Micaela y San Enrique, en el distrito de Tetuán, para conseguir alimentos y productos básicos.

Las 50 toneladas que tenían en los almacenes para repartir en tres meses ya se han agotado, explican en la Fundación Madrina. Están recibiendo de 100 a 200 solicitudes cada día y piden ayuda a entidades o a gobiernos "para que alguien se acuerde de nosotros y nos envíe alimentos".

El teléfono de la Fundación Madrina es el 91 449 06 90

Largas colas

La cola en la parroquia Santa María Micaela y San Enrique empieza a formarse a las seis de la mañana. Están entregando 2.000 comidas diarias y muy pronto llegarán a las 3.000. Reconocen en la fundación que la situación empieza a ser muy preocupante. Las provisiones que tienen para unos 15 días, ahora tienen que hacer que duren un mes.

Atienden a personas y familias que no tienen para comer y que necesitan lo más básico y lo hacen en colaboración con la Cruz Roja. La mayoría de los que aguardan a la cola son inmigrantes en situación irregular, aunque también hay españoles y se han disparado las peticiones de filipinos y chinos.

Los productos escasean y están pidiendo donaciones a las empresas productoras directamente porque los supermercados apenas entregan comida en los bancos de alimentos.