Taxis a demanda en los pueblos de la Sierra Norte de Madrid para facilitar la movilidad de 10.700 vecinos

Taxis a demanda en los pueblos de la Sierra Norte de Madrid para facilitar la movilidad de 10.700 vecinos

Facilitarles la vida. Ese es el principal objetivo del servicio 'Taxi a demanda'. Lo prepara la Mancomunidad de Servicios Valle Norte del Lozoya junto con la Consejería de Transportes. Hasta 10.700 vecinos de 30 municipios podrán reservarlo. El precio será cerrado y podrán compartirlos. El trayecto entre los diferentes municipios del valle y la conexión con Madrid costará cerca de 4 euros, frente a los 15, 20 o hasta 30 euros que cuesta normalmente.

Su funcionamiento es sencillo: los usuarios el día anterior a realizar el trayecto contactan telefónicamente o mediante una aplicación móvil para realizar una prerreserva del servicio de taxi, indicando la hora y el destino.

Una central gestiona la petición y establece la ruta en función de la demanda,, contacto con los taxistas. En total, 20 licencias de taxi se encargarán de darles servicio, ofreciendo viajes compartidos, con un precio cerrado.

Ángel, presidente de la Mancomunidad del Valle Norte del Lozoya, señala que "la clave de este servicio es la anticipación. La gente solicitará los servicios y nosotros miraremos que no haya duplicidades". Así, si no hay un servicio público de autobuses disponible, "se le organizará un servicio compartido".

La idea, por tanto, es que el taxi a demanda funcione como complemento al servicio de transporte público, facilitando, con una mayor flexibilidad, la movilidad de los vecinos que, a menudo, tienen problemas para planificar sus desplazamientos, sobre todo las personas mayores.

El proyecto, además, favorecerá al sector del taxi de la zonas, que verá incrementada la demanda.

La Consejería de Transportes está cerrando el proyecto piloto que se estrenará en las próximas fechas y que no deja de ser una medida más para combatir la despoblación que sufren los municipios serranos.