Jóvenes voluntarios de Villaverde impulsan una iniciativa de comidas solidarias

Jóvenes voluntarios de Villaverde impulsan una iniciativa de comidas solidarias

Unos jóvenes de Villaverde ayudan por partida doble a los que más lo necesitan ofreciendo más de 1.000 comidas diarias. Por otra parte, es una segunda oportunidad a chavales en riesgo de exclusión social.

La ONG Cesal gestiona estas cocinas de emergencia. Antes de la pandemia del coronavirus daban cursos de formación no reglada para jóvenes fuera del sistema o en riesgo de exclusión social de colectivos inmigrantes o miniorías.

Llegó la pandemia y tuvieron que parar, hasta que pusieron en marcha una iniciativa solidaria, dando comidas a la gente que lo necesita.

Se han hecho cargo de unas cocinas que estaban paradas en Villaverde. Y ahora han recibido toda la colaboración de los mismos chicos a los que ellos mismos habían formado y que se quedaron sin trabajo por la crisis.

Ahora son voluntarios y reciben formación al mismo tiempo.

"Saben lo que es pasarlo mal"

Saben muy bien lo que es pasar necesidades y son los primeros que están preparando raciones de comida para mil familias en apuros de Villaverde.

“Mil raciones que repartimos cada día. Vienen diariamente a echar una mano porque saben lo que es pasarlo mal”

Muchos están en Erte porque sus restaurantes han cerrado. “La gran mayoría lo ha sufrido muy de cerca y vienen aquí para echar una mano” nos asegura uno de los responsables de la iniciativa solidaria.

Reparten una media de 1.000 comidas diarias y ya han superado la cifra de 50.000. Un esfuerzo que no tiene precio.