34 ancianos se quedan sin residencia en Villa de Vallecas a partir del 30 de septiembre

34 ancianos se quedan sin residencia en Villa de Vallecas a partir del 30 de septiembre

Treinta y cuatro personas mayores de la residencia privada El Castellar, situada en la calle Sierra Vieja en Villa de Vallecas, tendrán que abandonar el centro antes del 30 de septiembre. Así se lo han comunicado el pasado jueves la dirección del centro a los familiares, que de la noche a la mañana se ven sin una alternativa para sus mayores.

La decisión ha sido adoptada por la empresa Clece, que desde hace un año se encargó de la gestión del centro tras un acuerdo con su propietario.

Una medida que, tomada de la noche a la mañana, denuncian los familiares, obligará a los residentes mayores, algunos con problemas cognitivos, a abandonar el centro y ser trasladados a otros centros fuera del distrito y alejados de sus familiares y amigos.

Hemos hablado con Juan José, quien dice que él tiene a su madre allí porque él vive en Vallecas. Les han dicho que les pueden reubicar a todos en otras residencias del grupo Clece Vitam, pero no saben en qué localidad ni a qué precio. Juan José cree que quieren cerrar algunas porque probablemente haya muerto bastante gente en otras y quieren agrupar a los residentes en algunas de ellas y cerrar el resto para ahorrar gastos. Dice que era una residencia de gestión familiar, pequeñita, con la que el año pasado se hizo este nuevo grupo y que en el contrato figura que iban a mantener durante un año las mismas condiciones, pero que no lo han hecho.

Clece Vitam responde

La empresa dice que el contrato de arrendamiento de Clece Vitam con la residencia de Castellar entró en vigor el 1 de enero de 2019: "Es una residencia de 34 plazas, de las cuales en este momento hay 21 ocupadas. Dicho contrato tenía una cláusula de desestimiento anticipado a la que nos hemos acogido para dar por finalizado el arrendamiento a fecha de 30 de septiembre de 2020 previo pago de la indemnización correspondiente".

"La razón de esta finalización anticipada es la imposibilidad de adaptar la estructura del inmueble de Castellar a las nuevas exigencias derivadas de la Covid-19, que nos ha hecho establecer una serie de parámetros de gestión para todas nuestras residencias como mayores espacios abiertos, estancias para aislar a residentes, etc., con el fin de seguir prestando un servicio de calidad adaptado a las nuevas circunstancias derivadas de la pandemia. Tras la finalización de nuestro arrendamiento debe ser Residencias Castellar S.L. la que decida cómo se va a seguir gestionando dicho centro", añade.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Villa de Vallecas