Un guardia civil de Leganés salva la vida de un bebé que no respiraba

Un guardia civil de Leganés salva la vida de un bebé que no respiraba

El pequeño Izan no tiene un ángel de la guarda, tiene un ángel de la guardia y ha vuelto a nacer gracias a Christian, un joven guardia civil granadino.

El agente de la benemérita salva a un bebé de una parada cardiorespiratoria. Ocurrió el pasado sábado en Leganés. Izan se puso muy malito. Justo en ese momento pasó por ahí Christian, un agente de la Guardia Civil. Le salvó la vida.

Christian asegura que el niño “estaba amoratado. Le abrí la vía aérea y lo que importaba en ese momento es que volviera a la vida y que el niño esté bien otra vez”.

"No sabíamos qué hacer y él le ha salvado la vida”

La madre reconoce que ha sufrido mucho: “Fue un momento muy duro, no sabíamos qué hacer y él le ha salvado la vida”. Estaba en Costa Polvoranca pasando el día y el pequeño estaba jugando “y de repente se puso morado. Me puse a gritar y no vi reacción por parte de nadie y suerte que él llegó corriendo y lo reanimó, Incluso le he propuesto que sea el padrino de Izan en septiembre” asegura la madre.

Una historia que ha acabado con emoción y lágrimas de alegría. Como dice el hashtag de la foto que acompaña la historia en twiter, ellos ya son "#amigosparasiempre".