Accidente en el Bus Vao de la A-6 provocado por un conductor que iba en sentido contrario por error

Accidente en el Bus Vao de la A-6 provocado por un conductor que iba en sentido contrario por error

Un conductor de 76 años, que circulaba en sentido contrario por el carril central del Bus Vao de la A-6, causó en la noche de este jueves un accidente con ocho heridos, entre ellos un niño de cuatro años. Pudo equivocarse por un despiste, han indicado fuentes de la investigación.

Es la principal hipótesis con la que trabaja la Guardia Civil, que investiga las circunstancias del siniestro ocurrido en torno a las 21.30 horas de jueves, cuando el hombre, que circulaba en sentido contrario en dirección a Madrid por el Bus Vao de la A-6, colisionó con otros dos vehículos a la altura del kilómetro 9, en el término municipal de Madrid.

El conductor, que sufrió un traumatismo torácico, viajaba junto con otras tres personas: una mujer de 35, que ha resultado herida con traumas menores al igual que un niño de cuatro años y un hombre de 37, con traumatismo abdominal.

El herido más grave es un hombre de 42 años que viajaba con una mujer de 35, que quedó atrapado por las piernas y tuvo que ser rescatado por bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que emplearon material hidráulico para sacarlo del automóvil.

Las asistencias de Samur-Protección Civil le han atendido de una fractura en el codo izquierdo, otra en el fémur izquierdo y una fractura en la pierna derecha. Tras ser estabilizado ha sido trasladado en estado grave al Hospital Clínico.

La mujer, trasladada al mismo hospital, ha sufrido un trauma costal.

En el tercer coche accidentado viajan dos hombres de 62 y 59 años, a quienes las asistencias de Samur-Protección Civil han atendido por traumatismos en muñeca y espalda, al primero, y en los dedos de las manos, al segundo, y han sido trasladados a La Paz, ha especificado la portavoz de Emergencias Madrid.

Los cuatro ocupantes del vehículo que circulaba en sentido contrario han sido atendidos por Samur-Protección Civil y trasladados al Hospital de la Concepción y en principio su estado no reviste gravedad.