La historia de Pepe, celador de hospital, que ha estado 91 días en la UCI: “Ha sido durísimo”

La historia de Pepe, celador de hospital, que ha estado 91 días en la UCI: “Ha sido durísimo”

“Ahora estoy bien, haciendo gimnasia y superándolo poco a poco”, dice Pepe López Fernández a Telemadrid. Tras 91 días en la UCI luchando contra el Covid 19, ahora Pepe ya está en planta en Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares y asegura que ha pasado por un proceso durísimo y que “aún no me lo puedo creer”

El lunes 9 de marzo le diagnosticaron neumonía. Ese mismo día le hicieron las pruebas del coronavirus, dio positivo y a los pocos días le ingresaron en la UCI y salió el viernes 12 de junio de ella entre los aplausos de todos los sanitarios y de quienes le habían cuidado. Así abandonó la UCI dejando atrás tres meses durísimos en los que más de una vez se ha temido por su vida.

Aprendiendo a comer

Ahora sigue teniendo alimentación parenteral porque ha perdido el reflejo de tragar y está aprendiendo a comer. De momento sus 5 hijos y su mujer no han tenido casi ninguna oportunidad de acercarse a su padre, salvo por videoconferencias.

Este jefe De Celadores Del Hospital Príncipe De Asturias De Alcalá De Henares agradece la dedicación de todos los que le han cuidado: “Todos son unos auténticos héroes y se lo agradezco de todo corazón. Es hospital es para mí segunda casa”.

“Que no se olviden que el coronavirus está ahí y que no hagan barbaridades”

Durante su estancia en la UCI Pepe empeoró muchísimo, luego mejoró y parecía que le iban a quitar el respirador, pero el coronavirus le atacó de nuevo. Le subió la temperatura hasta los 42 grados y estuvo así varios días, sin que se la pudieran bajar. Con esa temperatura tuvo fallos multiorgánicos y los médicos le dijeron a su familia que no podía aguantar más de dos o tres días y que esperasen lo peor.

De repente Pepe mejoró, sin saber muy bien por qué, y le bajó la fiebre. Pero también tuvo alguna que otra recaída. En uno de los movimientos espasmódicos que tuvo se le salió la vía parenteral y le provocó una pequeña infección.

Pepe pide a todos “que no se olviden que el coronavirus está ahí y que no hagan barbaridades”, como las que ahora ve él en televisión “con gente sin mascarilla y en esas grandes fiestas”.