El día después de los perros chihuahuas rescatados de un criadero ilegal en Arganda

El día después de los perros chihuahuas rescatados de un criadero ilegal en Arganda

La Policía Nacional ha detenido a dos veterinarios y ha rescatado de dos criaderos ilegales de Arganda a 270 perros chihuahuas. Algunos de ellos tenían las cuerdas vocales diseccionadas para que no ladrasen y pudieran alertar a vecinos. También se han localizado un par de crías muertas y congeladas envueltas en papel de periódico.

En Buenos Días Madrid hemos hablado con el dueño del criadero y con Federico Iglesias, abogado defensor del criadero.

El propietario de este criadero, Adolfo, da la cara y explica que lleva años solicitando un núcleo zoológico. "No me he escondido, solo tengo este criadero y nunca he mandado que cortaran cuerdas vocales a ningún perro", decía el dueño. A este hombre se le ha acusado de pertenecer a una organización criminal, aunque él asegura que tiene licencia para comprar perros y que es criador desde hace 30 años.

Por otra parte, hemos hablado con Federico Iglesias que es el abogado de Adolfo. Insiste en que no pertenece a ninguna organización y que se ve claramente cómo las jaulas están limpias, el suelo "impecable" y las jaulas tienen respiraderos.

"En la casa de Adolfo, en la parte de arriba, existe un jardín grande donde hay corrales y donde salen los perros todos los días", señala. En esta operación hay 5 detenidos, 2 de ellos veterinarios

Desmantelan en Arganda dos criaderos de chihuahuas con varios veterinarios detenidos

Destaca que el problema lo tiene la administración ya que no concede los permisos que el dueño del criador lleva años solicitando. "Él tiene una licencia para comprar perros. Los permisos están solicitados, desde hace bastantes años, es la administración la que pone trabas. Él ha comprado tierras para estructurar el núcleo zoológico", explica. Indica también que tenía tres naves, con perros sanos, enfermos y los que daban a luz.

También hemos podido hablar con Carolina y Mati, de la protectora ALBA y de la Federación de Asociaciones de Protectoras de Animales de la Comunidad de Madrid.

"Aquí llegaron 83 de esos perros, la mayoría están en casa de voluntarios porque eran demasiados para tenerlos aquí, estamos a la espera de lo que decida el juez", asegura Carolina.

"Daban ganas de llorar cuando los vimos"

La propia Carolina afirma que "daban ganas de llorar cuando los vimos". "Tienen problemas psicológicos, han estado encerrados en una jaula donde no veían la luz del día. Les va a costar adaptarse a vivir en una casa, hay que tener paciencia con estos animales", declara.

Mati insiste en que "la falta de control es evidente". "Estamos agradecidísimos a la Policía. Explotan a las hembras y viven en un zulo sin luz natural. Hay fábricas de cachorros que se dedican a importar animales desde Europa del este", indica.