La presión de los vecinos logra que se paralice el desahucio de un edificio en Carabanchel

La presión de los vecinos logra que se paralice el desahucio de un edificio en Carabanchel

El lanzamiento, que afectaba a los vecinos de un edificio de Carabanchel propiedad de la Sareb, o ‘banco malo’, estaba previsto para mañana, día 6 de febrero, pero ha quedado paralizado de momento debido sobre todo a la presión vecinal.

Es el drama que están viviendo 18 familias de Carabanchel, llevan meses angustiados porque ya se veían en la calle. Algunos de estos vecinos tienen niños pequeños, otros están gravemente enfermos, pero por fortuna hoy respiran más aliviados.

En sus casas de momento

Telemadrid dio a conocer su situación y una mayoría de ellos hablaron delante de las cámaras pidiendo una solución y ayuda. Esta presión junto con la que han ejercido algunos partidos políticos, ha sido determinante para que la Sareb solicitara al juzgado la paralización del desahucio.

Creen su responsables que una posible solución para este edificio sería que la Comunidad de Madrid o el Ayuntamiento lo adquiriera, ya que por parte del ‘banco malo’ la intención es venderlo.

Por su parte, Podemos, PSOE y Más Madrid pedirán a la Sareb una mesa de diálogo con los vecinos.

La mayoría de inquilinos firmó sus contratos en 2010 con una promotora que quebró años después. Entonces las viviendas quedaron en manos de la Sareb tras un proceso de ejecución hipotecaria.

Vecinos Carabanchel |Redacción

En las 55 viviendas quedan 28 inquilinos de los que solo 10 son propietarios. Según la Sareb solo hay un vecino en situación de vulnerabilidad que se encuentra en una residencia.