Hablan los policías que salvaron a una mujer en Carabanchel que estaba siendo estrangulada

Hablan los policías que salvaron a una mujer en Carabanchel que estaba siendo estrangulada

“Cuando llegamos encontramos a un hombre corpulento que estaba estrangulando a una mujer. Tuvimos que intervenir y quitárselo de encima, porque la estaba literalmente estrangulando”.

Este es el testimonio que han aportado a Telemadrid los policías nacionales Juan Cuaresma y Carlos Cañizares, quienes detuvieron en la madrigada del día 27 de junio a un hombre de 27 años que estaba estrangulando a su pareja en el momento de la llegada de los agentes en un piso en el distrito de Carabanchel.

La Policía sorprende a un joven estrangulando a su novia en un piso de Carabanchel
La Policía sorprende a un joven estrangulando a su novia en un piso de Carabanchel
La Policía sorprende a un joven estrangulando a su novia en un piso de Carabanchel

La Policía sorprende a un joven estrangulando a su novia en un piso de Carabanchel

No depuso su actitud

Le pillaron ‘in fraganti’ gracias a que los vecinos escucharon una violenta discusión y no dudaron en llamar a los agentes.

Cuando llegaron a la vivienda encontraron a un hombre asfixiando con las manos a su pareja, de 28 años. La mujer tenía manchas de sangre y contusiones de días anteriores.

“La mujer que estaba siendo estrangulada no tenía defensa –relatan- y el hombre no depuso su actitud al vernos, se subió incluso encima de la víctima por lo que tuvimos que intervenir para quitárselo de encima”.

Ayudar a la mujer era la prioridad

Al ser preguntados sobre si el hombre estaba trastornado o había consumido drogas, comentan los policías que en ese momento no se valoran esas circunstancias porque “la prioridad era ayudar a la mujer”. La intervención de ambos fue crucial para salvar la vida de esta mujer cuando la intentaban asesinar: “Dependemos mucho de la colaboración ciudadana –explican- porque gracias a eso pudimos intervenir".

Relatan los agentes que cuando fue atendida la víctima les dijo que “esta situación se había producido otras veces y que pensaba que de esta no salía”. No existían denuncias previas. “Tenía mucho miedo –nos dijo- y no sabía cómo afrontarlo. La pusimos en contacto con nuestros compañeros especializados para este tipo de ayuda”.

Los dos agentes, que suelen patrullar juntos, señalan que no es la primera vez que se encuentran en situaciones parecidas y tampoco sus compañeros. Muchos de ellos se juegan la vida y algunos incluso han recibido puñaladas y agresiones.

Golpes y contusiones de otras veces

En esta ocasión los hechos ocurrieron a la 1.15 en la calle Jabirú, en el barrio de Vista Alegre. Tras las llamadas de alerta de los vecinos por una violenta discusión en una vivienda, hasta el lugar acudió una patrulla de la Policía Nacional, que encontró en el lugar a un varón de 27 años y origen hondureño asfixiando con las manos rodeando el cuello de su pareja, una compatriota de 28 años.

El arrestado que está acusado de un delito de tentativa de homicidio en el ámbito de la violencia de género, tenía antecedentes por violencia machista y una orden de alejamiento sobre una pareja anterior. Los sanitarios del Summa-112 asistieron a la mujer de un golpe en la nariz, con posible fractura del hueso nasal. También detectaron contusiones de días anteriores.