El despiste de Isabel Preysler

El despiste de Isabel Preysler

La celebración del 30 aniversario de la marca Ferrero ha contado con su primera embajadora, Isabel Preysler. La filipina ha confiado en la marca preferida de Kate Middelton, eligiendo un modelo de la firma Temperley London y valorado en 1200 euros.

En el evento hemos charlado con ella y le hemos preguntado por su vida personal. “Destacaría el nacimiento de mi hijo Miguel. Es lo mejor que me ha podido pasar en la vida”, ha resaltado.

Está claro que el amor que siente por su nieto pequeño, Miguel, es tan grande que el subconsciente le ha traicionado. "Al 2020 solamente le puedo pedir por mis nietos", ha dicho.

Respecto a su relación con Mario Vargas Llosa, Preysler ha comentado que están "muy bien". ¿Habrá boda a la vista?