Un juicio muy peculiar

Un juicio muy peculiar

María José Campanario ha acudido a su última cita judicial acompañada de su marido Jesulín de Ubrique, desmontando así las últimas teorías que aseguraban que su matrimonio estaba pasando por un mal momento.

Campanario acudía a los juzgados para asistir a un juicio por la demanda que interpuso contra el periodista José Antonio León por injurias y calumnias al hablar sobre ella y la enfermedad que padece. La mujer de Jesulín le pide 50.000 euros por daños morales.

Pero atención porque hay sorpresa. Al finalizar el juicio, María José y José Antonio hablan muy cercanos, como si hubieran acabado de estar comiendo juntos, cuando la realidad es que hace tan solo unos instantes estaban delante del juez enfrentados.

"No tiene nada que ver, no tiene nada que ver. Es un proceso judicial, que no quita lo personal que no nos llevemos bien que ya lo hayamos hablado" declara el periodista.

Mejores Momentos

Programas Completos