Bordalás internacionaliza su modelo

Bordalás internacionaliza su modelo

Hace siete años, José Bordalás y Quique Setién iniciaban sus desencuentros en Segunda División cuando uno entrenaba al Alcorcón y otro al Lugo. En 2013, el actual técnico del Barcelona probó la medicina del entrenador del Getafe y acabó desquiciado por un estilo que ya ha traspasado fronteras.

Con la misma intensidad que aquel Alcorcón, con más presión, con jugadores más talentosos y con un fútbol directo que apenas se ve en Europa, el Getafe de Bordalás traspasó fronteras este jueves con una gran victoria (2-0) sobre el Ajax en la ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa.

Bordalás y sus hombres aprovecharon al máximo el escaparate del conjunto neerlandés, que casi justo hace un año dio un repaso impresionante al Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. Aquel 1-4 fue el bombazo del año futbolístico y en apenas 365 días, el Ajax pasó de exhibirse en uno de los templos del fútbol a lamer el barro en el Coliseum Alfonso Pérez.

El equipo de Erik ten Hag fue víctima de un estilo absolutamente antagónico que dejó sin argumentos a jugadores de la talla de Donny van de Beek, Hakim Ziyech o Dusan Tadic. Todos deambularon por el césped del Coliseum Alfonso Pérez confundidos, perdidos y sin saber qué hacer ante un estilo al que pocos pueden meter mano.

Después, en rueda de prensa, Ten Hag dio en la diana con sus declaraciones: "Hemos caídos en la trampa del Getafe" ¿Cuál fue esa trampa? Un dato de Opta Johan es revelador: la pelota estuvo en juego 42 minutos y 36 segundos de los 94 posibles. Fue el segundo registro más bajo desde que la Liga Europa adoptó su actual formato en la temporada 2010-11.

Bordalás: "Al equipo le digo que no se ponga límite"

El Ajax de Ten Hag sucumbió ante una tela de araña que su equipo jamás pudo atravesar para no sumar ni un disparo a la portería defendida por David Soria. Sólo Ryan Babel, en el minuto 70 con un centro envenenado, consiguió algo parecido a una ocasión.

Sin el balón, pero con una presión asfixiante, unas ganas voraces de comerse a su rival y una pegada increíble en campo contrario, el Getafe volvió a arrinconar a un rival de entidad como ya hizo en la Liga con equipos como el Valencia, el Athletic e incluso en algunos momentos de su visita al Barcelona el pasado fin de semana.

Y es que el Getafe consiguió anular uno de los puntos fuertes del Ajax en el último año. El club neerlandés, hasta el momento, había forjado muchas de sus gestas europeas con grandes partidos a domicilio. Así ocurrió en el Bernabéu (1-4), en el Juventus Stadium (1-2), en el campo del Tottenham (0-1) en el del Valencia (0-3) o en el del Lille (0-2).

El éxito del Getafe está en la 'familia'

Sin embargo, el Coliseum fue demasiado para el Ajax. Bordalás, criticado por muchos a nivel local en los últimos tiempos, ahora es un héroe. Su modelo, capaz de anular a cualquier club de relumbrón, traspasó fronteras por primera vez desde que llegó al Getafe hace tres temporadas y media.

Con ese estilo, asomó al Alcorcón a la máxima categoría del fútbol español; ascendió al Alavés; subió al Getafe de categoría cuando rozaba un descenso dramático a Segunda B; colocó a su equipo en una histórica quinta plaza el pasado curso; y, ahora, es tercero en LaLiga y se permite el lujo de dar un repaso al Ajax.

Ascenso a los cielos

Sin duda, el ascenso a los cielos de Bordalás se consumó este jueves ante el equipo de Ten Hag. Su estilo, menos exquisito, pasó por encima de los dueños de la escuela neerlandesa, afamada a lo largo de los años e indefensa durante noventa minutos en el Coliseum.

En ellos, Bordalás internacionalizó su modelo y Europa ya conoce al técnico alicantino. Sus días en el Getafe, tienen fecha de caducidad. Algún equipo de mayor entidad echará sus redes sobre el héroe del Getafe. De eso, no hay duda.