Brizuela deja el Estudiantes para fichar por el Unicaja

Brizuela deja el Estudiantes para fichar por el Unicaja

Darío Brizuela se ha convertido en nuevo jugador del Unicaja tras el acuerdo alcanzado entre el Movistar Estudiantes y el club malagueño una vez que el escolta expresase su decisión de no querer continuar en el equipo colegial, informó en un comunicado de prensa la entidad en la que ha permanecido durante las últimas ocho temporadas.

"Movistar Estudiantes y Unicaja de Málaga llegan a un acuerdo de traspaso tras la decisión del jugador Darío Brizuela de no querer continuar en la disciplina del club colegial. Su decisión, insta al club a comenzar y cerrar las negociaciones del acuerdo de traspaso con Unicaja", explica el equipo madrileño, que no ha facilitado las cifras de la operación y ha deseado "la mejor de las suertes" al jugador en su futuro profesional.

El escolta donostiarra, de 1,88 metros y 25 años, cumplía su octava temporada en el Estudiantes, en el que este año ha disputado diez partidos en la Liga Endesa, en los que ha anotado 14,1 puntos de media, con unos porcentajes del 46,4 por ciento en tiros de dos y del 38,1 desde el triple, mientras que en tiros libres su acierto fue del 87,2.

Brizuela consideró en un mensaje de despedida publicado en sus redes sociales que su traspaso y su nueva etapa en Málaga se presenta como una oportunidad para convertirse en mejor jugador y en mejor persona.

"He decidido dejar este club y apostar por esta nueva oportunidad que se me ha presentado. Es lo que necesito para convertirme en mejor jugador pero sobre todo, y más importante, en mejor persona", explicó el escolta donostiarra en breve texto en el que agradece todo el apoyo recibido durante los ocho años que ha permanecido en el club colegial.

"El Estudiantes -comienza el escrito- ha sido para mí algo especial e inolvidable en esta etapa de mi vida. El Estudiantes y su gente me han ayudado a crecer como jugador de baloncesto pero sobre todo como persona. Me ha ayudado a expresar al máximo mi personalidad, siempre al lado de todos mis compañeros, mis entrenadores y todo el cuerpo técnico, del personal del club, de la Fundación, que sin su aliento y apoyo jamás hubiera recorrido esta etapa de mi vida como se ha producido".

"Solo puedo deciros una cosa. GRACIAS, GRACIAS Y MIL GRACIAS por cada aliento, por cada ánimo, por acogerme en estos años a mí y mi familia y por estar siempre ahí cuando más lo necesitaba, cuando más lo necesitábamos", concluye el comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter.