28-37. España vence a Bielorrusia y ya está en semifinales del Europeo

28-37. España vence a Bielorrusia y ya está en semifinales del Europeo

La selección española de balonmano ha conseguido su billete para las semifinales del Campeonato de Europa después de derrotar a Bielorrusia (28-37) en su tercer encuentro de la Main Round, y se jugará la primera plaza del Grupo I el próximo miércoles ante Croacia.

Liderados por Ferran Solé y Ángel Fernández (7) y sostenidos por un excelso Gonzalo Pérez de Vargas, MVP del encuentro con 15 paradas, los Hispanos hicieron la primera parte de sus deberes y buscarán ante el combinado balcánico una victoria que les garantice un cruce más asequible para la penúltima ronda del torneo.

De esta manera, los Hispanos se jugarán la primera plaza del Grupo I este miércoles (16.00 horas) ante Croacia, que venció a Alemania (25-24). En caso de empate, decidirá la diferencia de goles: España cuenta con un +26, mientras que los balcánicos tienen +14.

Ficha técnica

Bielorrusia: Saldatsenka; Vailupau (7, 4p), Shylovich (1), Karalek (3), Bokhan (-), Kulesh (6) y Yurynok (3) -equipo inicial- Kishou (ps), Brouka (-), Pukhouski (1), Nikulenkau (1), Shumak (-), Baranau (2), Lukyanchuk (2), Padshyvalau (1) y Gayduchenko (1)

España: Pérez de Vargas; Solé (7, 4p), Maqueda (6), Raúl Entrerríos (2), Cañellas (1), Ariño (1) y Aginagalde (1) -equipo inicial- Corrales (ps), Ángel Fernández (7), Alex Dujshebaev (5), Sarmiento (1), Goñi (1), Figueras (-), Morros (-), Aleix Gómez (5, 2p) y Gedeón Guardiola (-)

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 6-5, 8-8, 11-12, 14-15 y 16-17 (Descanso) 19-21, 20-25, 22-28, 24-31, 25-34 y 28-37 (Final)

Árbitros: Santos y Fonseca (POR). Expulsaron por tres exclusiones al jugador de bielorrusia Artsem Karalek (m.43). Además excluyeron por dos minutos a Karalek (2), Bokhan y Lukyanchuk por Bielorrusia; y a Alex Dujshebaev y Goñi por España

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada del grupo I de la segunda fase del Europeo de Suecia, Austria y Noruega disputado en la Stadthalle de Viena ante unos 8.000 espectadores

Mejores Momentos

Más de Deporte