Lydia Valentín: “Ser la abanderada olímpica sería lo máximo”

Lydia Valentín: “Ser la abanderada olímpica sería lo máximo”

La campeona olímpica de halterofilia Lydia Valentín ha manifestado este jueves que le gustaría ser la abanderada del equipo español en los Juegos Olímpicos de Tokio, aunque reconoce que por jerarquía de medallas este honor le corresponde al palista Saúl Craviotto.

“Lo tengo todo estudiado”, confesó. El piragüista afincado en Gijón tiene cuatro medallas obtenidas en tres juegos olímpicos y la leonesa se ha traído una de cada una de sus participaciones en Pekín, Londres y Río de Janeiro por lo que según su parecer, sería la siguiente en la lista, aunque la nadadora Mireia Belmonte aporta cuatro preseas de sus participaciones en Londres 2012 y Río 2016.

Lydia Valentín recibe el oro de Londres 2012

Tras unas vacaciones en Cuba a continuación del Mundial de Pattaya (Tailandia), donde fue segunda, Valentín, de 34 años, se ve ya sobre el podio en Japón como vislumbró en el Foro Camino a Tokio organizado por el Diario As, la Fundación Deporte Alcobendas (Fundal) y Patrocina a un deportista, aunque primero tenga que pasar por el preolímpico de Moscú en abril del 2020: “Bielorrusia va a ser el principal enemigo” afirmó en referencia a su rival más directa en los últimos años, la joven de 24 años Daria Naumava.

Sobre la colombiana Leidy Solís, que le arrebató el oro en Indonesia y con quien volverá a verse en Tokio: “En Pattaya fue todo raro porque de cara a los Juegos nos encontramos varias atletas compitiendo en otras categorías que no son las nuestras, así que será interesante competir de nuevo". Las nuevas normas olímpicas reducen las categorías de la federación internacional de halterofilia (IWF por sus siglas en inglés) de 71, 76 y 81 kilos a una única denominada de 76.