¿Qué ocurriría si falleciese la Reina Isabel II?

¿Qué ocurriría si falleciese la Reina Isabel II?

La reina Isabel II de Inglaterra, a sus 92 años, sigue pareciendo una jovenzuela. Pero, ¿qué ocurriría en caso de que falleciese Elisabeth Alexandra Mary? La Casa Real ya ha preparado un plan para ello, ¡te lo contamos!

La operación que se ha organizado desde la Casa Real para cuando sucediese tal fatídico día, ha sido denominada como ‘’Operación Puente de Londres’’. Se llevará a cabo mediante tres fases diferentes ¡e incluso ya habrían ensayado el primer simulacro!

La primera fase sería la de transmitir la noticia del fallecimiento de la reina a los diferentes ministros y jefes de estado. De ello se encargará el secretario personal de Isabel II, Edward Young. Bajo la frase que pronunciará: ‘’El Puente de Londres se ha caído’’ , se comprenderá la situación y se informará a la Asociación de la Prensa de Reino Unido para que lo comunique al pueblo llano.

La segunda fase empezará cuando el nuevo Rey Carlos (su hijo y predecesor en el trono) haga su primer discurso público como Rey de Inglaterra. El himno cambiará de ‘’God save the Queen’’ a ‘’God save the King’’ y comenzarán a imprimirse las primeras monedas y billetes con su cara. A las 11 en punto de la mañana será proclamado oficialmente nuevo rey de Inglaterra.

La tercera y última fase se extenderá hasta 12 días después de la muerte de Isabel II. Esta parte se completará una vez el nuevo rey Carlos viaje a lo largo de todo el país para asistir a las ceremonias que se celebrarán en honor a su madre, la limpieza de las joyas reales, el funeral y el traslado del féretro hasta el Castillo de Windsor.

Estos detalles y muchos más, como el cambio de sonido que tendrá que hacer el famoso Big Ben a partir de ese momento, forman parte del plan ‘’Operación Puente de Londres’’.

Aunque… ¿qué pasaría si muriese antes de subir al trono el príncipe Carlos? Pues su puesto sería ocupado por su hijo Guillermo de Inglaterra, que es el que continúa en la línea de sucesión al trono (seguido por sus tres hijos).

Un despliegue sin precedentes para despedir a una de las monarcas más icónicas y longevas del panorama internacional.