Las secuelas de la aparatosa caída de Joaquín Sabina

Las secuelas de la aparatosa caída de Joaquín Sabina

“Estas cosas solo me pasan en Madrid. Lo siento muchísimo”, con estas palabras se despedía la noche del pasado miércoles Joaquín Sabina de su público del WiZink Center, donde sufrió una aparatosa caída.

El artista se vio obligado a cancelar su concierto junto a Joan Manuel Serrat y fue inmediatamente trasladado al Hospital Ruber de Madrid.

A altas horas de la noche, su amigo Jesús Marana salía a hablar con la prensa: “Está muy bien. Hemos charlado después de que le hagan las pruebas. Lo que puedo trasladar es que tiene unas pequeñas fracturas en el hombro izquierdo por la caída y se va a quedar en observación. Él está animado”, afirmaba.

Sin embargo, tan solo un par de horas después, y tras varias revisiones médicas, el cantante ha tenido que pasar de urgencia por quirófano. El motivo: un derrame cerebral.