Arrimadas pregunta al PSOE si no hay "ningún valiente" para oponerse a la "infamia" de Sánchez

Arrimadas pregunta al PSOE si no hay "ningún valiente" para oponerse a la "infamia" de Sánchez

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha denunciado este sábado el silencio del candidato socialista, Pedro Sánchez, y de los diputados del PSOE ante la "humillación" del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y ha recalcado que los españoles "no le votaron para esta infamia" en las elecciones del pasado 10 de noviembre. Además, ha preguntado al PSOE si "no hay ningún valiente" para oponerse a la hoja de ruta del candidato socialista.

"Hoy será un día histórico por la humillación que acaba de verter Rufián mientras Sánchez ha salido a agradecerle el apoyo sin rebatirle ninguna de las cosas que ha dicho por España", ha manifestado Arrimadas al inicio de su intervención.

La dirigente del partido naranja ha retado a los diputados del PSOE a rechazar a Sánchez con su voto. "El PSOE puede quedarse simplemente en el PS, el partido sanchista. Solo está a un voto, a un valiente de que eso no suceda", ha exclamado, para añadir que "un sueldo y un cargo público no justifica tanta humillación".

"Los españoles tienen memoria"

Arrimadas ha denunciado los continuos cambios de opinión de Sánchez y ha tirado de hemeroteca recordando lo que decía entonces y lo que dice ahora. De hecho ha llegado a decir que en aquel momento parecía un "facha agorero muy heavy" o "muy de derechas". "Los españoles tienen memoria y están intranquilos", ha avisado al jefe del Ejecutivo en funciones.

En este punto, ha subrayado que Sánchez se presentó a las urnas "diciendo lo contrario" a lo que sostiene ahora y "esto no es lo que han votado los españoles". "No le ha votado nadie en este país para cometer la infamia que piensa cometer mientras los 120 diputados socialistas callan y otorgan. Qué verg~enza", ha exclamado.

En su discurso, Arrimadas ha subrayado de "hoy se podría haber hecho un acuerdo constitucionalista" pero ha recriminado a Sánchez que "desprecie" esa vía y haya preferido pactar con los nacionalistas y con los independentistas. Ha recalcado que Sánchez "tenía otras alternativas" pero están en el Congreso "pendientes de las gracietas de Rufián".

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso ha asegurado que el candidato socialista para seguir en el poder se ha dedicado a "vender" España y ha avisado: "Prepárense los españoles para lo que va a quedar de España después de una legislatura de Sánchez".

Arrimadas ve "indistinguible" a Sánchez de lo que dice Torra sobre Cataluña

Asimismo, la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha asegurado que el discurso de Pedro Sánchez es "indistinguible" de lo que dice Quim Torra cada día en el Parlamento de Cataluña, criticando al candidato por haber salido "a defender más a los golpistas que a los jueces que dan la cara por este país".

"Hoy se podría haber hecho un acuerdo constitucionalista" entre el PSOE, el PP y Cs"

En su discurso, Arrimadas ha subrayado que "hoy se podría haber hecho un acuerdo constitucionalista" entre el PSOE, el PP y Cs, pero ha recriminado a Sánchez que "desprecie" esa vía y haya preferido pactar con los nacionalistas y con los independentistas.

Sánchez a Cs: recapaciten, sean de centro y no un apéndice de la derecha

Por su parte, el candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez, ha emplazado a Cs a "dejar de ser un apéndice de la derecha" y les ha instado a "recapacitar" y "ser de centro". A partir de ahí, Sánchez les ha ofrecido trabajar conjuntamente con los socialistas.

Sánchez ha insistido en pedir a Cs que abandone la "coalición del Apocalipsis" y no vote junto a PP y Vox.

En su discurso, Sánchez también ha tenido palabras de reproche para Arrimadas por llamar a los presidentes autonómicos del PSOE para frenar el gobierno de coalición con Unidas Podemos.

Por ello, Sánchez, de manera irónica, ha ofrecido a Arrimadas su móvil con los contactos de sus 120 diputados "para que hable con ellos".

En su discurso, Sánchez ha insistido en pedir a Cs el viraje al centro si bien ha admitido que para ser de centro "primero hay que creérselo".