La obesidad aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares

La lactancia materna y la ingesta de alimentos ricos en fibra y con índice glucémico bajo reducen el riesgo de obesidad, la ingesta de bebidas azucaradas (refrescos, zumos) o alimentos procesados altamente energéticos y pobres en nutrientes producen el efecto contrario.

“En la obesidad no pueden tanto los genes como el medio ambiente”

“El 50% de los obesos son diabéticos pero todos los diabéticos tipo 2, son obesos”