Jorge Vilda y su método en las selecciones femeninas

Jorge Vilda y su método en las selecciones femeninas

El seleccionador nacional femenino, antes de comenzar su ponencia, explicó que era un jornada muy especial "por estar en el INEF y por dirigirse a los entrenadores madrileños".

Vilda estudió Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la facultad, es madrileño y sus primeros pasos como entrenador los dio en un club afiliado a la RFFM, el Club Deportivo Canillas, donde estuvo siete años y del que guarda un gratísimo recuerdo.

"Fueron 10.000 horas de campo en un club de barrio y eso te engrandece en formación", apuntó el director técnico y seleccionador.

"Éxito, visibilidad y esponsors"

Vilda introdujo su conferencia exponiendo en que basa el éxito del fútbol femenino actual y lo concentró en tres factores: "Éxito, visibilidad y esponsors".

Pero hizo repaso a la historia para señalar que se ha llegado a esta situación tan brillante del fútbol femenino en España "gracias al trabajo de mucha gente", y cree que va seguir siendo así porque "se necesita la ayuda de todos". El seleccionador fue rotundo para afirmar que es que "al fútbol femenino ya no hay quien lo pare".

Mensaje al futbolista

Posteriormente, abordó los aspectos técnicos del trabajo en las selecciones nacionales femeninas, concediendo especial importancia al trabajo que se hace en las selecciones territoriales y apuntó que en el cuerpo técnico de la Real Federación Española de Fútbol se cuentan con entrenadores del máximo nivel formativo, pero dio más valor a "la calidad humana del grupo" al considerarla muy importante "cuando llegas a pasar hasta 200 días de concentraciones en un año".

Del mensaje al futbolista, ya sea chico o chica, en los entrenamientos expuso que es partidario de utilizar una terminología útil y sencilla para que tengan muy claro lo que se les pide y entiendan el trabajo.

Y del fútbol femenino español, en comparación con el de otros países, y para explicar lo que le ha llevado al éxito internacional en categorías inferiores en los últimos años, Vilda entiende que "tiene un gen competitivo y que las futbolistas creen, sobre todo, en nuestro estilo de juego".

También considera que "se requiere mayor trabajo a nivel físico y experiencia competitiva" para que la selección absoluta incorpore éxitos al palmares.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Fútbol femenino