La denuncia de una familia tras fallecer como sospechosa de covid-19

La denuncia de una familia tras fallecer como sospechosa de covid-19

María Dolores, conocida como Loli, era una mujer de 52 años muy querida por su familia y amigos.

La semana pasada comenzó a encontrarse mal y creía que era un simple resfriado. Decidió llamar al teléfono covid y le dijeron que no tenía todos los síntomas. Nos lo cuenta Francisco, su exmarido, con quien mantenía una buena relación.

Pero Loli empezó a empeorar y apenas podía respirar. Fue entonces cuando su hija llamó a urgencias y, según ha explicado Francisco, tardaron 40 minutos en llegar. "Cuando llegaron los doctores, le preguntaron a mi hija qué había pasado y se dijeron el uno al otro que no querían entrar. Llamaron a varias ambulancias y una vino a las 2 horas. Al tomarle el pulso a Loli, la tiraron al suelo, intentaron reanimarla y no pudieron", ha asegurado.

Tras fallecer, los médicos le dieron el certificado en el que ponía sospechosa de covid-19. “Estamos indignados y muy dolidos. A mi exmujer no le hicieron ninguna prueba", ha explicado.

Ahora, Francisco y sus dos hijos están confinados en casa a la espera de los resultados.