"Abrimos por orgullo y por responsabilidad con el sector del ocio nocturno"

"Abrimos por orgullo y por responsabilidad con el sector del ocio nocturno"

La noche madrileña vuelve a brillar. Discotecas y bares de copas han abierto sus puertas después de cuatro meses de parón por el coronavirus, pero con grandes limitaciones: aforo reducido y restricciones en las pistas de baile y los accesos.

Solo levantan el cierre un 30% de los locales de ocio nocturno de Madrid por las restricciones
Solo levantan el cierre un 30% de los locales de ocio nocturno de Madrid por las restricciones
Solo levantan el cierre un 30% de los locales de ocio nocturno de Madrid por las restricciones

Solo levantan el cierre un 30% de los locales de ocio nocturno de Madrid por las restricciones

Un panorama poco alentador para las grandes discotecas que han preferido posponer su apertura hasta que las condiciones de la pandemia sean más favorables.

Juntos ha estado en uno de los 900 locales de ocio nocturno. Nos cuentan cómo esperan recibir a los primeros clientes. De momento, la pista de baile se ha convertido en "un mini club para que la gente se lo pase lo mejor posible con los protocolos de seguridad".

Los clientes no pueden moverse de su espacio reservado a otras mesas o a otras zonas comunes de la sala, salvo los baños.

A pesar de las limitaciones, la noche se presenta con "mucha fiesta" porque tienen todo reservado. Hay que reinventarse, incluso para ligar, algo que el distanciamiento social complica especialmente.