Ana Velasco, hija de la fundadora de la AVT: "Me siento derrotada, porque el terrorismo se está blanqueando"

Ana Velasco Vidal Abarca, hija de la fundadora de la Asociación Víctimas Terrorismo (Ana María Vidal Abarca), ha presentado en Madrid Directo de Onda Madrid el libro sobre la historia de su madre, ‘El coraje frente al terror’, escrito por María Jiménez.

El asesinato de Jesús Velasco delante de sus hijas

El libro repasa la vida y la historia de una de las fundadoras de la AVT (Asociación de las Víctimas del Terrorismo), Ana María Vidal-Abarca. Era una mujer con coraje, valiente, pero a la vez sensible y emprendedora. No se amilanó ante el asesinato de su marido, el comandante de Miñones, el origen de la ertzaintza, Jesús Velasco. Fue asesinado por tres etarras en la presencia de sus hijas Begoña e Inés. Su hija mayor, Ana, estaba en Madrid, estudiando periodismo.

Ana María consiguió que se trasladara el féretro de su marido a hombros hasta el cementerio, pero ella y su familia tuvieron que estar de pie durante el funeral, ya que los asientos estaban reservados a los políticos.

Durante el entierro, se subió a la lápida y gritó ‘Viva España’, y todos enmudecieron.

Ana María se trasladó a Madrid con sus hijas y allí pensó en hacer algo, y creó la AVT con Sonsoles Álvarez de Toledo e Isabel O’Shea.

'El coraje frente al terror', como el arma vencedora

Ahora se presenta el libro con su historia, ‘El coraje frente al terror’, de María Jiménez. La hija de la protagonista (Ana Velasco) nos ha contado cómo era su madre y qué querría en este momento.

“El mensaje de mi madre va dirigido a todos los españoles. Su estilo de vida y su filosofía, su actitud debería ser un referente, para que la gente que tiene responsabilidades públicas actúe siempre con integridad, con valores, con moral, con valentía, con generosidad. Todas esas virtudes las tenía mi madre”.

El asesinato de su padre, le cambió la vida. Cambió la vida de toda la familia. “Es un golpe brutal que te marca para siempre, porque no es lo mismo que alguien muera a que alguien le mate. Es una diferencia abismal. Encuentras de golpe la maldad absoluta. Y tener que asimilar eso, que hay seres humanos que son capaces de destruir una vida y una familia, es muy difícil. A ellos no les importa la vida. Asimilar esa maldad, esa crueldad, ese odio, todavía no he podido”.

"No es lo mismo que alguien muera a que a alguien le maten"

Ana también ha hablado del presente, en donde ha criticado que hoy se siga ensalzando el terrorismo. “El terrorismo quiere ser blanqueado, se quiere pasar página, se quiere olvidar. Las víctimas delterrorismo somos muy incómodas, porque somos el espejo en el que se miran y el recordatorio de lo que ellos son. Tengo una sensación de derrota absoluta”.

Ana también ha recordado lo que tuvieronq ue sufrir durante su infancia:

“Cuando éramos niñas, nos decían “uno menos”... Nosotros en cambio no odiamos, y a pesar de la tragedia con la que vivimos, tenemos instrumentos para seguir adelante e intentar transmitir a nuestros hijos alegría de vivir y valores y principios”.