“El castillo viejo de Manzanares es parte de nuestro pueblo y nuestra cultura”

El castillo viejo de Manzanares el Real, está en estado ruinoso y sólo se mantienen dos muros en pie, integrados dentro de un recinto ajardinado.

Hablamos con el alcalde de Manzanares, José Luis Labrador Vioque, que nos cuenta como van los trabajos de recuperación de este importante patrimonio de gran valor histórico.

Su existencia se remonta a la época de los musulmanes de Madrid como protección y defensa de los ejércitos extranjeros y en concreto por los abanderados bajo los Reyes Católicos.

"Queremos darle el protagonismo que se merece"

“El castillo viejo de Manzanares es parte de nuestro pueblo y nuestra cultura y queremos darle el protagonismo que se merece desde un punto de vista turístico. El equipo arqueológico está procediendo a la limpieza de la zona para impulsar un estudio con georadar que facilite la localización de los diferentes restos del edificio para empezar a excavar” asegura el alcalde de la localidad madrileña.

Bajo sus ruinas esconde las estructuras de los espacios habituales de una fortaleza medieval y también se sospecha que se podrían encontrar “posibles construcciones posteriores dentro de la fortaleza” asegura el primer edil de la localidad.

Perteneció a un particular

Un castillo que perteneció a un particular y que pudo ser recuperado por el municipio.

Estuvo vinculado con la familia De la Cerda. El 14 de octubre de 1383, el rey Juan I de Castilla puso fin a los reiterados litigios entre madrileños y segovianos, donando las tierras y la fortaleza a la Casa de Mendoza, que articuló en su entorno el señorío del Real de Manzanares

El edificio entró en decadencia en el último tercio del siglo XV, tras la construcción del nuevo castillo.