El magistrado Raimundo Prado: "Cuando ocurra un supuesto similar habrá que fijarse en lo que ha dicho el Supremo"

La sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha elevado de 9 a 15 años de prisión la condena contra los cinco miembros de La Manada, al sentenciar que cometieron un delito continuado de violación a una joven en los Sanfermines de 2016 y no un abuso sexual, como dictaminaron dos tribunales anteriores. Así se establece por unanimidad de la sala al considerar que el relato de hechos describe un "auténtico escenario intimidatorio, en el que la víctima en ningún momento consiente a los actos sexuales llevados a cabo por los acusados".

El Tribunal Supremo considera que hay delito de violación en el caso de 'La Manada' y eleva a 15 años la pena a todos sus miembros

En Madrid Directo de Onda Madrid hablamos de esta sentencia con Raimundo Prado, magistrado y portavoz de la Asociación judicial Francisco Victoria. Prado ha mostrado su respeto y acatamiento a la resolución judicial y ha recordado que "el Tribunal Supremo es el órgano jurídico, máximo interprete de la legislación".

Prado defiende que "cuando las cosas están claras en la Ley, no necesitan interpretación. El problema es cuando los casos no están tan claros y deben interpretarse".

Lejos de sentir menoscabo, "a los jueces nos quitan muchos problemas cuando el Supremo o los tribunales correspondientes nos dicen cómo hay que interpretar la ley", asegura el portavoz de la asociación Francisco Victoria, que sostiene que "cada vez que ocurra un supuesto similar habrá que fijarse en lo que ha dicho el Tribunal Supremo".