Los vecinos de la calle Antonio Leyva llevan dos años protestando por una acera levantada

Los vecinos de la calle Antonio Leyva llevan dos años protestando por una acera levantada

Una calle casi intransitable y menos aún para ancianos y personas con movilidad reducida. Es la calle Antonio Leyva de Carabanchel. Los vecinos de esta calle llevan ya dos años protestando y nadie parece hacerles caso. Uno de ellos piensa que las baldosas de la acera se han levantado por culpa de las raíces de los árboles. Piden que el Ayuntamiento arregle los agujeros y coloque baldosas nuevas para evitar un accidente.

Los más mayores temen caerse por culpa del estado de las aceras de la calle Antonio Leyva

El barrio tiene más de 80 años y los más ancianos no recuerdan la última vez que asfaltaron las calles. Caminar por las aceras de la calle Antonio Leyva se ha convertido en una misión repleta de riesgos por culpa de los agujeros, baldosas levantadas y raíces de árboles a medio camino.

Los vecinos que van en silla de ruedas, tardan una eternidad en atravesar la acera, buscando el lugar idóneo entra las baldosas levantadas.

Desde el Ayuntamiento han confirmado a Telemadrid que toman nota y buscarán una solución lo antes posible.