Alquilar una piscina a golpe de click, la última moda

Alquilar una piscina a golpe de click, la última moda

Este verano bañarse en la Comunidad de Madrid está más complicado que nunca. Para prevenir el covid-19 se ha prohibido el baño en lugares como el pantano de San Juan o la playa del Alberche. En el resto de los espacios naturales de la Comunidad tampoco nos podemos dar un chapuzón. No se permite ni siquiera tocar el agua de arroyos, ríos o embalses.

Ante esta situación, se ha puesto de moda alquilar una piscina privada a través de una aplicación de teléfono móvil. Swimmy es una plataforma de alquiler de piscinas entre particulares. Llegó a España el pasado verano , procedente de Francia , donde nació hace tres años y ya cuenta con casi 3.000 piscinas alquilables y roza los 55.000 usuarios activos.

Los precios varían en función a la piscina

El funcionamiento de la aplicación es sencillo: Un usuario se registra, anuncia su propia piscina con una descripción de la misma y anotando cuantas personas podrán acceder a ella, con las fechas y horas disponibles.