Trabajar en Madrid, vivir en Seseña

Trabajar en Madrid, vivir en Seseña

Muchas veces uno no vive donde quiere, sino donde puede. Es el caso de Jorge, tercera generación de peluqueros en Lavapiés, y su mujer Sonia. A pesar de trabajar en pleno centro de Madrid, residen en Seseña, provincia de Toledo, donde encontraron un piso a un precio que se podían permitir.

Como ellos, muchos madrileños consiguen a pocos kilómetros de la frontera de la comunidad madrileña, viviendas asequibles. En Seseña, todavía se puede alquilar un piso de dos habitaciones por 500€ y comprar una vivienda de 150 metros cuadrados por 90.000€.