Sapos venenosos, más cerca de lo que nos pensamos

Sapos venenosos, más cerca de lo que nos pensamos

El sapo corredor y el común son las dos especies más abundantes en la comunidad de Madrid y son venenosos. Estos dos anfibios generan un líquido blanquecino en sus glándulas, que al ser ´estrujadas´ es expulsado y puede irritar los ojos o la boca de las personas, pero en ningún caso es mortal.

El mayor peligro lo corren nuestras mascotas si lo muerden o ingieren, ya que el líquido venenoso puede provocarles problemas cardíacos serios. Desde luego, destierren la creencia popular de que los sapos escupen veneno o lo arrojan, porque es totalmente falsa. ¡Y cuidado alrededor de las charcas! También hay otros animales venenosos cuya picadura nos llevaría directamente al hospital.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Contenido extra